Se encuentra usted aquí

En respuesta a Taiwán

El principio de una sola China es una norma ampliamente reconocida en las relaciones internacionales y un consenso general de la comunidad internacional, que no puede ser cuestionado y pisoteado
26/03/2020
01:00
-A +A

El 20 de marzo, publicó en EL UNIVERSAL el jefe de la Oficina Económica y Cultural de Taipei en México, Armando Cheng, un artículo titulado “Las respuestas de Taiwán al coronavirus, un ejemplo que omite la OMS”. En el texto apareció “el gobierno de la República de China” y se consideró a Taiwán como un país. Hay incluso un argumento mentiroso e inadmisible de que “por la fuerte presión ejercida por China, Taiwán sigue siendo bloqueado a participar en la OMS”.

Su columna usa el brote del coronavirus como pretexto para confundir a la opinión pública y socava el principio de una sola China, a lo cual, la Embajada de la República Popular China se opone firmemente.

Sólo existe una China en el mundo, la República Popular China es el único gobierno legítimo que representa a China y Taiwán forma parte de ella. El principio de una sola China es una norma ampliamente reconocida en las relaciones internacionales y un consenso general de la comunidad internacional, que no puede ser cuestionado y pisoteado. La participación de la región de Taiwán en las organizaciones internacionales debe conducirse bajo dicho principio.

Taiwán no tiene el derecho de unirse a la OMS, un organismo especializado de laONU compuesto por Estados soberanos, de acuerdo con la resolución 2758 de la Asamblea General de la ONU, así como la resolución 25.1 y la Constitución de la OMS. El gobierno chino siempre concede suma importancia a la salud y el bienestar de los compatriotas de Taiwán, y bajo el principio de una sola China, la parte continental ha tomado acciones necesarias para que la isla participe en la cooperación sanitaria mundial. No hay ninguna barrera que obstaculice la cooperación técnica entre dicha región y la OMS. Los expertos en salud de la región pueden participar en las actividades técnicas de la OMS en una capacidad adecuada. Según los datos, al menos 11 expertos de la isla asistieron a reuniones técnicas de la OMS en 10 ocasiones en 2019. En la isla, hay una oficina de enlace establecida conforme al Reglamento Sanitario Internacional.

Después del brote de la epidemia, expertos sanitarios de Taiwán visitaron Wuhan. La Comisión de Salud de China ha venido informando a la región sobre la actualizaciónde la epidemia y ha compartido los datos técnicos como planes de prevención, control, diagnóstico y tratamiento, así como secuencias genéticas del virus, etc. Es completamente infundado el comentario de Armando Cheng de que “por la fuerte presión ejercida por China, Taiwán siga siendo bloqueado a participar en la OMS”. El gobierno chino continuará realizando convenios para que Taiwán, como parte de China, obtenga información sobre la prevención y el control de la epidemia, pero nunca permitirá que aproveche la situación como una oportunidad para buscar la “independencia de Taiwán”.

La cuestión de Taiwán concierne a los intereses fundamentales de China y el sentimiento nacional de su pueblo. El principio de una sola China constituye la base política para desarrollar las relaciones chino-mexicanas. La situación entre ambos lados del Estrecho de Taiwán sigue siendo ardua y complicada. Las autoridades de Taiwán se niegan a reconocer el principio de una sola China y planean deliberadamente actividades independientes, además de esperar ocasiones para perjudicar las relaciones entre China y otras naciones incluyendo México. Estas acciones son irresponsables y peligrosas. Esperamos que la sociedad mexicana se mantenga alerta y exprese su firme oposición al respecto.

Portavoz de la Embajada de la República Popular China

Portavoz de la Embajada de la República Popular China