La campaña de AMLO en la veda electoral

Luis Estrada

El presidente ha multiplicado las afirmaciones falsas

La campaña permanente del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en las conferencias de prensa, de lunes a viernes desde Palacio Nacional, se ha intensificado durante la veda electoral, previa a la elección intermedia para renovar la Cámara de Diputados, y a las elecciones para elegir a las y los gobernadores, presidentes municipales y diputados locales. Rondando en los límites de la ley, que prohíbe la intromisión de las autoridades para favorecer a las y los candidatos de sus partidos políticos durante las campañas electorales, el presidente AMLO ha opinado sobre las y los candidatos en Guerrero, Michoacán y Nuevo León, y ha desacreditado al partido Conservador, cualquiera que éste sea, siempre y cuando no sea Morena, su propio partido político. De acuerdo con las cifras de SPIN, del 4 de abril al 14 de mayo de 2021, el presidente AMLO ha hablado 50 veces sobre el proceso en Guerrero, 28 veces del de Michoacán, y 22 veces del de Nuevo León, emitiendo afirmaciones que podrían ser causa de anulación de las elecciones.

Sin la posibilidad legal de presumir logros y avances de su gobierno durante las conferencias de prensa, el presidente AMLO aprovecha todas las oportunidades para mencionar cualquiera de sus programas sociales, lo que le sirve para provocar a las autoridades electorales (a las cuales ya descalificó antes de la elección), y a las y los representantes de los medios de comunicación (que no publican la mayoría de sus afirmaciones al no contar con la evidencia que las sustente). La veda electoral ha sido un espacio en el que el presidente AMLO ha reforzado sus ataques a sus enemigos, reales e imaginarios, y ha multiplicado las afirmaciones falsas o engañosas que, de acuerdo con las cifras de SPIN, supera ya más de 50 mil, promediando 86 por conferencia (60 por ciento más que las que el Washington Post le contabilizó a Donald Trump, en el doble de tiempo de gobierno, en todos sus eventos, incluyendo todos sus tuits).

Mientras que el presidente AMLO usa el tiempo de las conferencias de prensa durante la veda electoral para atacar a opositores, comunicadores y actores políticos, ha sido evidente que evita enfrentarse a las crisis de su gobierno, las ignora para minimizarlas y, sobre todo, se aleja lo más posible de las víctimas y sus familias. Sin importar si las tragedias son desastres naturales, errores humanos o negligencia, la ciudadanía evalúa a las autoridades por el tipo de respuesta y su tiempo de reacción. Así, las crisis enfrentadas plenamente son también una oportunidad para que la ciudadanía califique favorablemente las acciones del gobierno. El gobierno del presidente AMLO ha evitado, en la medida de lo posible, mencionar las crisis en las conferencias de prensa, y ha pospuesto decisiones cruciales, generando vacíos de información que solo han multiplicado la especulación. El presidente AMLO y los funcionarios de su gobierno confunden la culpa de las tragedias con la responsabilidad de su respuesta a las víctimas y sus familias.

Quizá lo más extraño de la campaña permanente del presidente AMLO durante la veda electoral sea la decisión de insertar el tema de su reelección. De acuerdo con las cifras de SPIN, el presidente AMLO ha mencionado el tema 127 veces en 608 conferencias de prensa, una vez a la semana en promedio. Prohibida por la Constitución mexicana, la reelección del Presidente de la República es un tema que el presidente AMLO recuerda a menudo, y disfruta provocando a sus adversarios. En broma o no, resulta contradictorio que el presidente AMLO inserte el tema en plena campaña electoral: si bien sus seguidores serían más propensos que los opositores a estar de acuerdo en su reelección, es también más probable que genere más rechazo entre quienes simpatizan con él, que aceptación entre quienes no. Amagar con la reelección del presidente AMLO durante la veda de las campañas buscaría reforzar la percepción de que la elección intermedia es un referéndum a su gobierno, pero es una idea mal ejecutada al introducir un tema polémico que podría dividir, incluso, a sus propios seguidores.

 

Director General de SPIN.
Twitter: @luisestrada_
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios