Suscríbete

Vaquero del mediodía

José Xavier Návar

El regio Diego Enrique Osorno, escritor, reportero y director de cine, reconstruye la historia y misterio sin resolver del poeta Samuel Noyol

Un día después de que los Beatles aterrizaran en Estados Unidos, nació en la ciudad de México, el 8 de febrero de 1964, el poeta regiomontano Samuel Noyola, autor del famoso poemario Tequila con calavera, publicado por mandato de Octavio Paz, su protector, que decía que Noyola era “el poeta más inspirado de su generación”. Paz le ofreció también trabajo en Vuelta, donde publicó “Arcano cero”, el más importante de sus poemas.

Noyola, un poeta genial que vivió la guerra de Nicaragua como parte del Ejército Popular Sandinista, dejando atrás una fuerte carga psicótica, desaparece en México sin dejar rastro aparente en 2008 y reconstruye su historia y misterio sin resolver 11 años después, el también regio Diego Enrique Osorno, escritor, reportero y director de cine (1994), que conoció al poeta en su juventud.

Luego de haber explorado el narco con El cártel de Sinaloa y La guerra de los Zetas, incursiona como director del documental de la investigación y búsqueda detectivesca de Samuel Noyola en Vaquero del mediodía, uno de los estrenos clave de Netflix este año.

Osorno presenta en este trabajo un México desconocido, integrante y laberínticamente psicótico, con un descocado, impredecible y errático Noyola.

En él se conjugan amigos de Noyola, familiares, poetas, detectives; mujeres del poeta, que van tras su paradero en una vida loca de vagabundeo, nomadismo, indigencia, teporochismo y alternativas de trabajo de subsistencia como ser franelero en el salón de baile La Maraka, de la colonia Narvarte, donde vivió cerca por años en una camioneta abandonada, hasta que un amigo le dio posada en un cuarto de azotea.

Dan fe con sus testimonios varias figuras de la cultura como Juan Villoro (que explica lo del apodo de Vaquero del mediodía y una curiosa estancia en la cárcel). La ciudad de Monterrey evoca, a través de amigos, la nostalgia de algunos de sus poemas. Las mujeres que de una u otra manera formaron parte de su vida sentimental, dan también su versión de los hechos.

Rogelio Cuéllar lo capturó en varias fotografías ahora míticas, mientras que, entre algunos encontronazos de nostalgia cultural, Guillermo Fadanelli y Carlos Martínez Rentería evocan partes esenciales del desaparecido en situación de calle, en la colonia Barrio Antiguo de Monterrey, Nuevo León.

Se trata, sin lugar a dudas, de un documental atrapante y altamente emocionante y, por ende, imperdible del autor de la antología: El reino de los sentidos.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios