La danza de los ahora viejitos (2)

José Xavier Návar

Suzi Quatro tiene 71 años y su tamaño (1. 52 metros) rivaliza con los bajos que le dieron fama y fortuna desde que musicalmente despegó de su natal Detroit, Michigan luego de que la descubriera Mike Most, y se convirtió en la primera mujer bajista en ser una estrella potencial del rock.

Pleasure Seekers y Cradle fueron los primeros grupos en que alineó junto a sus hermanas. Luego, contando con la maquinaria musical de Nicky Chin y Mike Chapman, sigue hasta hoy siendo la Reina de la glicerina y estandarte nostálgico del glam rock británico.

Entre sus hazañas como cantante mezzoprano se cuentan trabajos con los Bronski Beat y miembros de Los Kinks, Eddie & The Hot Rods y Dr. Feelgood, y el de haber sido musa e inspiración de Rick Derringer.

Fue telonera de Alice Cooper, en sus principios, cuando Inglaterra y Australia era su territorio de éxitos.

Como muchos, La Quatro espera su inducción al Salón de la Fama del Rock. Prácticamente transitó por todo tipo de disqueras y, en un momento, Polydor aquí le editó un álbum (Rock hard). Tocó todos los estilos: desde el garaje hasta el hard rock, el country, la sicodelia, el glam, el sonido Motown y el pop fino.

Conocida también como Leather Tuscadero, su discografía arroja joyas como: “Rocking in the free world”, “Don’t change my love”, “Make smile”, “Four letter words”, “Spotlight”, “If you can’t give love”, “The rise is on” y otras, aunque su más grande éxito ha sido “Stumblin’in”, (infaltable en cualquier antología pop) al lado del cantante de Smokie, Chris Norman.

IMPOSIBLE no hablar del estruendo metálico de los veteranos de Iron Maiden que, en edición limitada importada, ya han puesto a circular el Nights of the dead, Legacy of the beast: live en México city.

Los que ya están más que formados para su posible inducción al Salón de la Fama del Rock no han escatimado en formatos: discos compactos, vinilos de color y uno de edición limitada con la bandera de México, con una dotación especial para la Roma Records.

Así, mientras se acaban o ya se acabaron, sale también en una edición austera pero contundente el doble de Senjutsu, a precio de consideración metálica.

Y PARA cerrar la esperada danza de los viejitos de Liverpool (bueno, en realidad, la de un solo viejito peleonero, que ahora la ha agarrado con lo que queda de los venerables Rolling Stones) con la edición de los 50 años del Let it Be, súper Deluxe. Los precios de las ediciones cuatro LP, más un 12 pulgadas y EP van de los 3 mil 402 pesos mexicanos, al austero: un solo vinil por $ 556, a los de las ediciones japonesas casi inalcanzables por más de lo mismo, eso sí, con mejor sonido (si tienen un buen equipo de audio) y, en casos particulares, con libro y un Blu-ray.

Por lo pronto hay también una edición mega austera de compactos, que espantará a la mismísima disquera oficial de Los Beatles. Se trata de una de cinco mini LP desnudos de sesiones de grabación con tomas alternas y desconocidas, a un precio que va a enojar mucho a un ventajoso sir Paul. Mientras tanto siguen las fintas del estreno de la película de Peter Jackson.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios