A la caza de viejos nuevos clásicos del rock

José Xavier Návar

Todo se sabe acomodar a las exigencias de un mercado boyante, en cuanto a demanda de artistas periféricos y precios accesibles

Los que siempre andan a la caza de discos casi imposibles de conseguir, entre la pandemia y los amagos de las nuevas olas de contagios, y el bajón de las otrora tiendas monopólicas de discos como Mixup, que ya han dejado el negocio, hay los especialistas en rarezas que, sin tantos aspavientos, exhiben sus puestas al día en formatos atractivos de mini LP, un poco más grandes que el de las réplicas oficiales donde países como Japón e Italia llevan la batuta.

Todo se sabe acomodar a las exigencias de un mercado boyante, en cuanto a demanda de artistas periféricos y precios accesibles.

Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Sudamérica e incluso México se suman, semana a semana al torrente de novedades de santos patronos del clon, que solventan un mercado de lo que queda de la gran industria, que no ha querido ver, ni oír, salvo una que otra excepción.

Entre los lanzamientos de recientes trabajos de mega estrellas como Eric Clapton (que ya está disponible con su The lady in the balcony: lockdown session, en donde ya no se sabe a quién darle el crédito entre Mercury, Universal o La Mondra Records) hay los de arriesgue de nicho como Steve Hackett, que se oferta con una discografía de seis clásicos revisitados:

Under a mediterranean Sky, Surrender of silence, Voyage of the acolyte, Highly strung, Please don’t touch y Till we have faces, cuyos lanzamientos originales se debieron en su momento a Sony, Virgin y EMI.

Los alemanes de Rammstein están con el nuevo (el del cerillo), con cinco bonus más del track list original.

De Japón, pasando por México, está la edición del nuevo de Suzi Quatro: The devil in me. Para los amantes del exceso metálico está la edición De Luxe de UFO, con cuatro discos en directo de 1976 a 1998, en el Hammersmith, Viena y el Roundhouse, en los que sólo en uno no aparece Michael Shenker.

Los Yardbirds están de regreso con el doble (1964-1966), lanzando una nueva colección de clásicos que han recibido tratamiento especial de la Charly Music LTD. Y del territorio mexicano, ya han sido lanzados el En el camino, de Carlos Matta & Nuevo México; el Rock a la medianoche, de La Cruz, el Instinto de Raxas y prácticamente toda la discografía de Arturo Meza.

También están los dos discos esenciales de La Caja de Pandora y los cinco de Enigma.

No podían faltar los fantásticos de Rafael Catana (como Polvo de Ángel), ni Gerardo Enciso (Cuentos del miedo y demos), algunos de Oxomaxoma, Decibel, el Queso Sagrado y el doble de los 21 grupos finalistas del concurso de Rock en tu Idioma, con verdaderas sorpresas de la época como Huizar, Radio Carolina, Escoria, Amplio Criterio, Contacto en Timbuktu, Armagedón y muchos más, que nunca fueron lanzados en formato de disco compacto.

Nunca el dinero había rendido tan bien en aras del rock.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios