Kolchak: el cazador nocturno

José Xavier Návar

Interpretado por Darren McGavin, quien se iniciara en la tv blanco y negro, Kolchak es un cazador nocturno y un dolor de cabeza para monstruos y vampiros

Atención fans y millennials: Estamos en 1974, y es el momento álgido de lo que ahora se conoce como “televisión clásica”, producida y filmada por Universal Pictures, la casa original de los monstruos primigenios de la historia del cine. Un santuario donde dictaron las reglas las primeras versiones de Drácula, Frankenstein, El Hombre Lobo, La Momia, El Hombre Invisible y derivados.

Mas tarde, como es sabido, La Hammer Films, británica les agregaría el color a sus celebradas puestas teatrales inmortalizando en el olimpo de los renovados monstruos a dos figuras colosales del género: Peter Cushing y Christopher Lee. Y luego vino el salto mortal de la pantalla grande a la chica. Y ahí es donde se forjan las leyendas como la de Karl Kolchak: un periodista especializado que investiga casos sobrenaturales en la ciudad de Chicago.

Interpretado por Darren McGavin, quien se iniciara en la televisión en blanco y negro en la serie detectivesca de Mike Hammer, Kolchak lleva a cabo su tarea atrás de la policía, los gobernantes y su mismo empleador: una fuerza obscura encubierta. Para investigar hasta donde los impulsos del mal podrían llegar en variadas figuras paridas en el averno, Kolchak se vuelve un cazador nocturno y un dolor de cabeza para monstruos y, sobre todo, vampiros.

Las historias televisivas que luego pasaron a un catálogo en DVD, se volvieron clásicas del sobresalto y la taquicardia, en lugares donde se veneraba el género de lo sobrenatural. Obviamente México no figuraba en ese mapa del escalofrío. Sin embargo, eso no fue un problema para que los fans de nicho tuvieran acceso a las trepidantes aventuras del cazador nocturno.

Como siempre, hubo alguien con más visión que la filial de Universal en mexicalpan y realizó sus primeros escarceos con el miedo de calidad de manera bucanera. El resultado, una trilogía de DVD con los vibrantes casos, firmados algunos por escritores de la talla de Richard Matheson, en un contexto moderno setentero que mezclaba el thriller policial con lo inexplicable, manteniendo una constante tensión en el televidente.

Los 20 capítulos de Kolchak de “bajo presupuesto” y su tratado de vampirología aplicada más la recurrente monstruología en turno a la que se enfrentó el detective de lo sobrenatural con lo que había en el momento, darían luego paso a diversas series de culto como Los expedientes secretos X.

Ver Kolchak ahora, a más de 45 años de haber sido filmada, sigue siendo una experiencia única y escalofriante para la época, que decidió jugársela en el universo de lo fantástico, y salir airosa con escritores, guionistas y directores que marcaron notable distancia en el género.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios