Juan García Esquivel: tiempo de lounge

Se le atribuye la invención del lounge y las vertientes de la música ligera, el spageage con ramificaciones en el pop exótico

José Xavier Návar
Espectáculos 20/05/2022 01:19 Actualizada 05:51
Guardando favorito...

Nacido en Tampico en 1918 y fallecido en Juitepec, Morelos, en 2002, Esquivel, como se le conocía comúnmente en el medio, fue un fuera de serie como compositor, pianista, director de orquesta y hasta improvisado actor de cine nacional. 

A él se le atribuye la invención del “lounge” y las vertientes de la música ligera, el spage age con ramificaciones en el pop exótico. Fue pianista de planta en la XEW y tuvo a su disposición 22 músicos para obedecer sus afortunados caprichos como arreglista en programas musicales.

A fines de los años 50 lo contrata la casa matriz de la RCA para algunas grabaciones, luego Universal Music lo llama para experimentar en los llamados “arreglos sonorámicos” para espacios televisivos. 
En el México de 1979, hace la música del programa infantil Odisea Burbujas, que vende, se dice, un millón de copias. 

En 1994, un accidente lo imposibilita para volver a caminar, eso no lo detiene. 

Los sistemas operativos de Windows lo consideraron alguna vez para usar sus sonidos. Pero lo que lo catapultó a la fama fue la invención del lounge.

Ahora, en este 2022, su glamurosa leyenda como músico innovador y figura del show-bizz ha sido recompensada con unas sorprendentes grabaciones. 

Algunos de sus más fieles seguidores recuerdan sus dorados tiempos en Las Vegas y sus apantallantes llegadas al hotel Stardust en su Cadillac rojo; su amistad con Frank Sinatra y los 10 mil dólares que devengaba semanalmente por conducir desde el piano, una pequeña orquesta que producía sonidos casi de otro mundo con los mejores ejecutantes del momento.

Los versados en esquivelmania lo consideran como el padre del lounge, tutor del space age pop e inclusivo músico electrónico. Como Klaus Nomi, el también llamado Duke Ellington mexicano decía que venía de Marte. Fernando Méndez, el afamado realizador de El vampiro y Ladrón de cadáveres, lo dirigió en el cine en la cinta Las locuras del rock’n’roll (1956).

Fue también creador de rolas (para estar a tono) para Pedro Vargas, Silvia Pinal, Toña La Negra, María Luisa Landín y María Victoria, entre otros.

Otros Mundos, otros sonidos y otras experimentaciones sonoras llegan a la televisión. Despidan por ahí sus arreglos para Los Picapiedra, La mujer biónica, Kojak y El hombre nuclear. Su genio casi en el olvido hoy vuelve a dar de qué hablar en ediciones que van más allá de una caja de tres CD, tesoros de colección lanzada hace 15 años por Sony, hasta estas cuidadas reediciones de Esquivel Remixed (Living Stereo), en edición de cuatro álbumes de vinil de colores y uno en forma de minimaletita azul, en reconocimiento a su genio.
 

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, planes para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

Comentarios