Se encuentra usted aquí

06/12/2019
01:56
-A +A

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que se lleva a cabo en Madrid hasta el 13 de diciembre, es una oportunidad clave para demostrar un avance en nuestra ambición política. Agradecemos a España su compromiso con la lucha multilateral contra el calentamiento global que se ha manifestado en su voluntad de asumir el enorme reto de organizar la Cumbre en Madrid.

El Acuerdo de París, instrumento multilateral que define un plan para la transición a sociedades con bajas emisiones y resilientes al clima, establece la ruta, pero el viaje apenas ha iniciado. Para reducir la grave amenaza del calentamiento global, es hora de una respuesta decisiva. Todos tenemos que hacer más esfuerzos dado que los objetivos de reducción de emisiones propuestos hasta ahora no serán suficientes para alcanzar el objetivo de limitar el aumento de la temperatura mundial por debajo de los 2°C. En la Unión Europea (UE), siendo el cambio climático la máxima prioridad de la actual presidencia de Finlandia del Consejo de la UE, el objetivo es alcanzar la neutralidad climática en 2050.

El impacto del cambio climático es evidente en todo el mundo. La UE y México han experimentado la magnitud de los fenómenos meteorológicos extremos. El movimiento juvenil global muestra la creciente conciencia de que el cambio climático es una realidad apremiante y de que, si no actuamos ahora, éste afectará cada vez más el futuro de los jóvenes.

Los gobiernos, con el apoyo de la industria y de la sociedad civil, deberán fomentar el entorno adecuado para permitir una transformación intersectorial, apoyar un cambio estructural a largo plazo de los sistemas energéticos en todo el mundo e incrementar las inversiones que contribuyan a él. La experiencia de la UE muestra que la transición verde va de la mano con la creación de empleo, la seguridad alimentaria y la salud pública, ofreciendo amplias oportunidades para el desarrollo económico.

Saludamos los esfuerzos de México para la plena implementación de sus contribuciones determinadas a nivel nacional y para la actualización de sus contribuciones en el marco del Acuerdo de París para 2020.

El compromiso y liderazgo regional por parte de México son fundamentales. La Sexta Comunicación Nacional de México ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático muestra que México es un país altamente vulnerable a los impactos físicos del cambio climático y, en un escenario de inacción climática, los retos del cambio climático para México serían enormes y los costos acumulados durante este siglo serían comparables a perder entre 50% y hasta más de dos veces el PIB actual de México.

Desde hace muchos años, la UE y sus Estados miembros han colaborado con el gobierno mexicano compartiendo sus experiencias para acelerar la acción hacia nuestros objetivos comunes. A través de diálogos políticos, identificamos maneras para intensificar nuestra cooperación en materia de cambio climático, incluso a través de proyectos destinados a fortalecer la aplicación de los compromisos contraídos en el marco del Acuerdo de París. Estamos también dispuestos a fortalecer nuestra cooperación hacia la transición energética y la mejora del uso eficiente de energía.

Trabajando juntos podemos abordar los desafíos climáticos de manera efectiva y cosechar los beneficios.

Los jóvenes de nuestros países demandan acciones climáticas ambiciosas. No los decepcionemos.

 

Encargado de Negocios
de la Delegación de la Unión Europea
en México, en conjunto con los
Embajadores de los Estados
miembros de la Unión Europea
acreditados en México

Encargado de Negocios de la Delegación de la Unión Europea en México, en conjunto con los Embajadores de los Estados miembros de la Unión Europea acreditados en México