“En el duro reloj nos rebana el cuchillo de los años”

Javier Vargas

En las competencias hay varios ritmos: clásico, de dos horas para los primeros cuarenta movimientos, más una hora para terminar

El reloj es indispensable en ajedrez, puesto que mide y limita el tiempo de reflexión.

En las competencias hay varios ritmos: clásico, de dos horas para los primeros cuarenta movimientos, más una hora para terminar, por jugador; rápido, de quince o treinta minutos; blitz, de sólo cinco.

Por eso, una de las cualidades que debe cultivar todo ajedrecista es el buen uso del tiempo. Como en la vida, hay quienes lo aprovechan a su favor; otros, no pocos, padecen sus apremios.

El poeta Marco Antonio Campos, en Contradictio (1) pregunta: “El ajedrez de la muerte/ se quedó en una pieza… ¿Para qué vivir agarrado como loco al reloj?”… También Pablo Neruda, en Oda al tiempo reflexiona: “El tiempo es decidido,/ no suena su campana,/ se acrecienta,/ camina por dentro de nosotros,/ aparece como un agua profunda en la mirada.” Es más, el poeta Ludwig Zeller, en “Con piedras a la espalda” sentencia: “En el duro reloj nos rebana el cuchillo de los años.” Pues ¡Sí!

[email protected]

imageajed010820okkk_115479850.jpg

Partida A ritmo de blitz, las blancas llevan su artillería al flanco de rey y en el instante preciso descargan el ataque decisivo.
Blancas:  D. Vocaturo
Negras:  N. Benvenuti
 Internet 2006
 1.e4 d6 2.d4 Cf6 3.Cc3 c6 4.h3 e5 5.Ae3 Ae7 6.f4 Cfd7 7.g3 Af6 8.Cf3 Dc7 9.Ag2 b5 10.0–0 b4 11.Ce2 c5 12.dxe5 dxe5 13.f5 Cc6 14.g4 h6 15.Cg3 Cd4 16.c3 Cxf3+ 17.Dxf3 Ag5 18.Tad1 Ab7 19.Ch5 0–0 20.Axg5 (Diagrama. Las blancas emprenden la ofensiva) hxg5 21.Cxg7 Rxg7 22.f6+ Rh6 23.Df5 Ac8 24.h4 Tg8 25.Td3 Cxf6 26.Dxf6+ Tg6 27.hxg5+, rinden negras, 1–0.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios