Tokio 2020, los Juegos sin sexo, fiestas y gente

Gerardo Velázquez de Léon

Serán los Juegos Olímpicos 100% dedicados a las competencias deportivas, a los entrenamientos, a la obtención de medallas, porque —según las reglas establecidas— lo único que harán los atletas en Japón será ir a sus competencias y listo

Para los Juegos Olímpicos de Río 2016, el Comité Olímpico Internacional repartió cerca de medio millón de preservativos, masculinos y femeninos, entre atletas, entrenadores y otros miembros de las diferentes delegaciones, en lo que bien pudieron  llamarse como los Olímpicos del sexo, ya que dicha cifra superó, según reportes, tres veces el número de condones que se repartieron en Londres 2012 y cualquier otra justa.

Y es que no debemos asustarnos al saber que, en unos Olímpicos, los atletas no solamente hacen deporte. También se van de fiesta (sobre todo después de terminar sus competencias y en los festejos tras conseguir alguna medalla), ligan y se “enredan” en relaciones muchas veces casuales, que la mayoría de las ocasiones terminan en sexo. 

Pero eso no ocurrirá en Tokio 2020, luego de que —según el manual o reglamento publicado por el COI y el Comité Organizador— existirá un límite de contacto físico con los otros deportistas y miembros de las delegaciones. Es decir, salvo para las competencias y entrenamientos, deberán mantener la sana distancia en todo momento, incluido en la Villa Olímpica, además de que estará prohibido salir a restaurantes, bares e incluso a comprar souvenirs en los lugares turísticos.

Puedes leer: "Organizadores de Juegos Olímpicos publican manual Covid-19 para Tokio 2020"

Prohibido, también, organizar fiestas. Serán unos Juegos en los que la actividad de quienes asistan, deportistas claro, será prácticamente competir y listo. No más. Serán los Olímpicos más controlados de la historia, en cuanto a la movilidad de sus participantes y obviamente de la gente que tenga la oportunidad de asistir, si es que hay esa posibilidad, ya que se ha planteado —incluso— que no se abran al turismo deportivo, lo cual sería ya de por sí un duro golpe para este movimiento y para los organizadores, quienes a estas alturas están aceptando todas las restricciones, con tal de sacar los Juegos por cuestiones comerciales, sobre todo en el caso de lo que les han pagado por los derechos de transmisión.

En cualquier otro momento o circunstancia, se podría decir que esto es una prohibición, pero en esta pandemia resulta ser una decisión tomada con puro sentido común. El COI ha fijado el número de deportistas en no más de 10 mil 500. Este reglamento, en el que además se estipula la manera en que tendrán que hacerse las pruebas PCR, el uso de mascarillas, etc., es uno más de los anuncios que han hecho los organizadores ante los rumores de otra cancelación.

Es mandar señales de solidez, aún cuando el tema salud parece dictar otra cosa. En esta ocasión, no serán los Juegos Olímpicos del sexo ni de fiestas, ni de turismo, serán los Juegos Olímpicos 100% dedicados a las competencias deportivas, a los entrenamientos, a la obtención de medallas, porque —según las reglas establecidas— lo único que harán los atletas en Japón será ir a sus competencias y listo.

@gvlo2008 - [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios