¿Por qué no abren los estadios en la CDMX?

Gerardo Velázquez de Léon

Otras actividades no esenciales ya se realizan y con menos espacio (como el que se puede tener en un estadio) para manejar el protocolo de salud

De las grandes sedes de la Liga MX, sólo falta por abrir los estadios en la Ciudad de México, donde el regreso no se ha dado más por un mensaje e imagen para el resto del país que porque realmente no lo puedan hacer. Guadalajara (Zapopan) y Monterrey (que en realidad es San Nicolás de los Garza y Guadalupe) ya lo hicieron o lo harán a partir de esta semana.

Y es que en la capital del país han visto como incongruente que la UNAM tenga clases remotas, pero que su estadio abra a aficionados; más aún, sería una falta de respeto a la inteligencia de las personas. Mismo caso en el Estadio Azteca, que se rige más por una imagen políticamente correcta que realmente por lo que pueden hacer ya: dejar ese espíritu y establecer apertura ordenada, con todos los protocolos habidos y por haber.

Puedes leer: "Regresa la afición a los estadios de Monterrey para el Guardianes 2021"

En Nuevo León, específicamente en San Nicolás de los Garza, con el Universitario, para el duelo ante América ya abrirán, y ese paso bien lo podría dar la CDMX, porque es injusto que los restaurantes, cines, iglesias, centros comerciales, operen con la nueva normalidad y no los estadios de futbol.

Eso sí, todos los equipos de la Liga MX y el resto del futbol mexicano tienen que tomar como modelo a seguir, en cuanto a los protocolos de reapertura y sistemas de vigilancia para que se cumplan los mismos, lo que ha logrado el Guadalajara en el estadio Akron, porque en los partidos que han tenido con público han mostrado músculo e inteligencia para la operación; incluso, cambiando estrategias.

En la casa de las Chivas, por ejemplo, para el Clásico de la Jornada 11, en el gran lobby de la zona baja del estadio la gente pudo estar en los sitios donde venden alimentos y bebidas, y que están a no más de dos metros de la zona ya de butacas. Desde ahí, se puede ver el partido sin problema, aunque luego de que hubo aficionados que no respetaron medidas,como traer la mascarilla puesta en todo momento, y ya para la final del Preolímpico de la Concacaf, esa situación cambió: se colocaron vallas con las que evitaban que se juntara la gente en esa zona y, al estar prohibido que se lleve comida a las gradas, habilitaron lugares específicos en donde la gente puede consumir sin amontonarse.

Te puede interesar: "Edge resurge y va por el título Universal en Wrestlemania 37"

Algunas de las medidas parecieran cosas menores, pero en esta nueva normalidad no se puede escatimar en prevención, sobre todo cuando algo tan mediático como el futbol siempre estará bajo el ojo de muchas personas, para bien o para mal.

También faltan Toluca, Querétaro, Puebla, Tijuana y San Luis Potosí, plazas que se han mantenido cerradas, mientras esperan que el número de contagios baje hasta llegar al verde en el semáforo, pero pueden terminar así el torneo, aún cuando otras actividades no esenciales ya se realizan y con menos espacio (como el que se puede tener en un estadio) para manejar el protocolo de salud.

@gvlo2008 - [email protected]
 

 

 

Comentarios