Paola Espinosa ensució aún más al deporte mexicano

Gerardo Velázquez de Léon

Lo que no dice la otrora atleta olímpica en su insultante tuit es que en algún momento de su carrera ella se benefició de la relación estrecha con Kiril Todorov

Un desafortunado tuit, lejano a lo que fue como deportista: siempre exitosa y peleando por la gloria. Algo sin sentido e, incluso, si fue su community manager debería volver a escribir en Twitter y explicar qué sucedió, porque es inverosímil que una atleta publique en su cuenta ataques directos contra otra deportista olímpica, simplemente porque no fue beneficiada esta vez por el dedazo federativo. Y después puede decir y tratar de explicar que no es una ataque personal, pero lo fue.

Dolores Hernández y Carolina Mendoza se ganaron su lugar en Tokio 2020 gracias a su competitividad, al terminar en un control técnico en el primer lugar. Espinosa y su pareja, Melany Hernández, fueron último lugar. Es decir, no había justificación alguna para llevarlas a los Juegos Olímpicos. Hay que entender que el deportista no va a competencias de alto nivel por trayectoria, sino por el nivel en el que está en ese momento. Pero, además de esto, la plaza olímpica que tanto reclama Espinosa fue conseguida efectivamente por ella y su compañera, pero fue hace dos años, en 2019, en los Campeonatos Mundiales de la FINA celebrados en Gwangju, Corea del Sur.

Lee también: El comentario de Paola Espinosa fue lamentable, asegura Ana Guevara

Lo que no dice la otrora atleta olímpica en su insultante tuit es que en algún momento de su carrera ella se benefició de la relación estrecha con Kiril Todorov, presidente de la Federación Mexicana de Natación, para ir a competencias internacionales sin haber clasificado para tal efecto en los selectivos asignados. Así fue a los Juegos Panamericanos de Lima 2019 (finalizó en tercer lugar) y a los propios Campeonatos Mundiales antes señalados.

Espinosa fue designada por el Partido Verde Ecologista como Diputada Plurinominal para la segunda circunscripción, que comprende los estados de Aguascalientes, Querétaro, Coahuila, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas, Guanajuato y Nuevo León. Tarea que se le asignó desde el mes de abril de este año y a la que entrará a sus labores en la siguiente Legislatura. Esta razón la aleja por completo del deporte, sobre todo por la responsabilidad que adquiere y además porque no puede —por ley— recibir beca, porque existe una prohibición al respecto. 

Una terrible muestra de la suciedad del deporte mexicano. Presidentes de federaciones señalados por corrupción, grilla, miserias mentales que llevan a la avaricia, a tratar de desestabilizar a quien sea, como sea, al precio que sea. Queda claro que se puede ser campeón, colgarse decenas de medallas y asistir a cientos de competencias gracias al esfuerzo y a la preparación en el deporte que sea, pero la educación y los valores no se pueden olvidar.

No hay orden, ni control. Mucho menos decencia y clase, porque el tuit que leyó todo México la madrugada del domingo es una palpable muestra de los caprichos y bondades que un atleta siempre tuvo, de creerse más importante que el propio deporte y un grave insulto al olimpismo, esa bandera con la que siempre navegó para capitalizar sus intereses, no para buscar la concordia, humanidad y unidad.

@gvlo2008

[email protected]

 

Comentarios