No es señalar culpables, es encontrar soluciones

Gerardo Velázquez de Léon

Los clubes no pueden relajarse y seguir viendo cómo sus equipos no reportan a tiempo casos positivos

La Liga MX reculó a tiempo y ahora ya no habrá espacio para tratar de darle la vuelta al cumplimiento del protocolo sanitario. Mikel Arriola se dio cuenta inmediatamente, a 15 días de tomar el puesto como presidente, de que existían muchas inconsistencias y que los equipos —en vez de basarse en la decencia, la responsabilidad y los valores— actuaron de manera burocrática, desprendiendo de esto muchos contagios.

Así, las imágenes de Alan Mozo, Jonathan Rodríguez y Ricardo Ferretti tendrán repercusiones y sanciones. Claramente, solamente recomendar no sirve en el futbol mexicano, y han tenido que actuar de esta forma, a sabiendas de que lo único que parece importarles es el dinero. La salud está en riesgo en el mundo, no pueden relajarse y seguir viendo cómo sus equipos no reportan a tiempo casos positivos, o que sin hacer pruebas PCR salen al campo de juego. Inadmisible, no debe existir tolerancia de la Liga hacia los clubes.

Si unos se cuidan, los demás están cuidados. Aquí debe imperar la ley del “yo por ti y tú por mí”, y claro, todos ellos lo deben hacer por sus familias, por quienes los rodean. El egoísmo, el querer tener la razón, incluso ocultando datos, jugadores con síntomas, y no hacer pruebas a tiempo, puede costarle muy caro al futbol mexicano. La pandemia arrasa con todo: dinero, nivel competitivo, patrocinios; entonces, que no dejen que arrase con la salud de los futbolistas y sus familias.

Puedes leer: "El América vs FC Juárez vuelve a cambiar de fecha"

No se trata de encontrar culpables, los contagios están en todos lados, pero sí hay que tratar de evitar a toda costa ser parte de las frías estadísticas que cada noche se manejan en el mundo. Lo sucedido en Rayados de Monterrey, en América, en Santos, no es premeditado, no lo hacen a propósito, es simple y llanamente el tiempo que nos ha tocado vivir, y debemos aprender a cuidarnos, con altísimos estándares. Es por el bien y tranquilidad de todos. La llamada de atención para América fue evidente, y actuaron inmediatamente.

Les funcionó la aplicación del protocolo, reforzando —además— la división de horarios y zonas de todos los equipos, interacciones, y se fueron al mínimo los empleados presenciales en las instalaciones. Todos con cubrebocas y chequeo de síntomas (oxígeno/temperatura/cuestionario médico) en dos puntos, y cero contagios. Invirtieron en salud, aplicando —entre miércoles y sábado— más de 300 pruebas, entre cocineros, administrativos, y —por contacto directo— el primer equipo pasó por doble chequeo. Es decir, cuando se tiene la voluntad, no hay mejor inversión que tener a tus colaboradores y empleados sanos.

Como se publicó en las páginas de EL UNIVERSAL Deportes el sábado, de junio a diciembre del año pasado fueron 522 casos de Covid-19. Solamente en los primeros 23 días de enero de 2021, se habían llegado a 119 contagios. Algo evidentemente estaban haciendo mal los equipos. Claro que esto es entre todas las divisiones y todos los departamentos de los clubes, pero potenciar contagios es tener una Liga sin salud, algo que no le conviene a nadie.

@gvlo2008 - [email protected]
 

 

 

Comentarios