Los nuevos ricos en el futbol

Gerardo Velázquez de Léon

Muchos futbolistas aún se deslumbran con los altos salarios y desperdician sus ganancias en cosas sin sentido

Cuando Miguel Herrera se olvida de las declaraciones llenas de histeria o en busca de justificar el resultado de un partido, en verdad que suelta conceptos interesantes y que en ocasiones no solamente tienen que ver con lo que es la formación de los futbolistas fuera de la cancha. Cuando entiende el rol que debe tener un guía, un líder de equipo, da gusto escucharlo.

En una entrevista con el youtuber Farid Dieck, el técnico del América tocó un tema al que pocas veces se le da relevancia, como lo es la forma en que los entrenadores se involucran con los últimos detalles en la formación de sus futbolistas, en esas cosas que pueden marcar la diferencia entre tener un buen futuro, a partir del dinero que hagan en su carrera o tener que mendigar unos pesos en torneos de barrio para sobrevivir.

Cada vez son más los jugadores que tienen una preparación académica avanzada o que, mientras juegan, terminan sus estudios en línea. Sin embargo, sigue siendo un número importante el de los futbolistas que, deslumbrados por la “gran vida” que viene con los altos salarios que se pagan en la industria, desperdician buena parte de sus ganancias en cosas sin sentido, como autos de lujo, bolsas de diseñador, cuyos nombres muchas veces ni siquiera saben pronunciar, fiestas multitudinarias, compras banales, videojuegos en exceso, relojes, joyas y muchas, pero muchas otras estupideces.

De ahí que el consejo de Miguel para los jóvenes que tiene cerca —expuso los ejemplos de Sebastián Córdova y Jorge Sánchez— sea tan valioso. Dar el enganche para una casa o departamento, pagarlo e invertir en alguna otra manera de generar más dinero para el retiro, son parte de las cosas que el Piojo obligó a hacer a estos jugadores. Y decir obligar en esta situación no es nada malo, ya que —según comenta— no les permitiría entrar a las prácticas si en lugar de escrituras o contrato de compra-venta de un inmueble, llegaban con auto de lujo.
Y miren que lo dice un hombre que es coleccionista de automóviles, pero que entendió de otros técnicos, como Enrique Meza, esa manera de utilizar su dinero en lugar de despilfarrarlo.

En el futbol y en otras profesiones u oficios, hay de todo: quienes planean bien su vida, quienes no cuidan lo que ganan y los que viven al día. Los consejos de Miguel son justo para evitar que se conviertan en estos últimos.

Escuchamos a un Herrera coherente, y que desgraciadamente tiene razón en que muchos jugadores no tienen ni maldita idea de cómo construir su futuro.

Ya en Pumas, Rodrigo Ares de Parga inició con estas medidas. Jugador que renegociaba salario y era para arriba, a hacerle un plan de inversión, un plan de vida y, así, evitar el despilfarro.

 

 
TEMAS RELACIONADOS

Comentarios