Lo peor está por venir en Cruz Azul

Gerardo Velázquez de Léon

Estos directivos dejaron escapar la posibilidad de hacer un equipo que marcara el paso en la Liga MX y se conformaron con romper la racha de años sin título de Liga

El Cruz Azul tenía todo para hacer del equipo que ganó el título del torneo pasado un protagonista constante en el futbol mexicano, pero —de nueva cuenta— las malas decisiones directivas lo han dejado como el hazmerreír de la Liga MX, al quedarse con las manos vacías, luego de que en este semestre aspiraba a tres cetros.

Lo peor del caso es que el equipo cruzazulino perderá a piezas importantes, también por esa pésima gestión de dirigentes a los que se les vino el tiempo encima en casos como el de Orbelín Pineda, quien se irá de la institución “gratis”, para emprender el viaje a España, transacción de la que el cuadro cementero no sacará absolutamente nada. Pero no solamente perderán en cuestión económica, sino también en futbolística, ya que no solamente sería Pineda quien saldría del equipo y tendrían que reconstruir con esa misma incapacidad que mostraron para evitar la desbandada y, sobre todo, para evitar una nueva humillación.

Porque los futbolistas del Cruz Azul parecían, en el duelo ante el Monterrey por la repesca, más preocupados por saber qué pasará con su futuro, a qué equipo tendrán que reportar para el siguiente semestre o cuáles son sus opciones para continuar con su carrera, que por realmente defender el título que tanto trabajo les costó conseguir. Fue muy evidente la desconcentración y hasta apatía de muchos de estos jugadores, quienes dejaron en el olvido esa hambre de triunfo que los llevó a romper la racha de más de 20 años sin título de Liga
 

Entre eso y la falta de liderazgo, el equipo volvió a decepcionar a sus aficionados, y lo peor es que el futuro no se ve nada bien, ya que —además de Orbelín— Luis Romo tiene ganas de irse a Europa (porque así se lo ha vendido alguien), Yoshimar Yotún y Walter Montoya terminan contrato, aunado a que el préstamo de Alexis Peña se termina. También está el caso de Juan Reynoso, a quien por ahí lo vincularon con la selección de Perú en caso de una abrupta salida de Ricardo Gareca, y eso —parece— también lo distrajo.

Cruz Azul se quedó en los pretextos de principios de torneo, cuando realmente era evidente que los estragos por la frecuente actividad (en el club y con selecciones) le perjudicaron, pero hicieron muy poco para salir de esos problemas y, además, se le sumaron los de la incapacidad en la gestión de todos esos pendientes que se les acumularon y no tardan en explotarles en las manos.

Estos directivos dejaron escapar la posibilidad de hacer un equipo que marcara el paso en la Liga MX y se conformaron con romper la racha de años sin título de Liga. Solamente malas decisiones que hoy los vuelven a dejar como el gran fracaso del futbol mexicano.

@gvlo2008
[email protected]

 
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios