Lesionados a más no poder en el América

Gerardo Velázquez de Léon

Las lesiones en el América han encendido a una gran cantidad de los aficionados y generan cuestionamientos sobre los métodos que han utilizado en el club

Las lesiones en el América han encendido a una gran cantidad de los aficionados y generan cuestionamientos sobre los métodos que han utilizado en el club, no solamente en la preparación física, sino también en la recuperación o rehabilitación de los futbolistas que se han lesionado por diversas causas, la mayoría por problemas musculares.

El América tiene uno de los cuerpos técnicos más grandes de la Liga MX, lo que incrementa los cuestionamientos, ante tantas bajas. Son 15 personas que cobran mensualmente en el América, como parte del cuerpo técnico de Miguel Herrera, pero los principales señalados por aficionados son los preparadores físicos José Rangel y Giber Becerra, aunque hay quien se ha ido más a profundidad y reparte la responsabilidad al kinesiólogo Carlos Peçanha. El primer equipo tiene dos médicos: José Guadalupe Vázquez y Alfonso Díaz, además de un asistente médico, el argentino Christian Motta.

En este maldito 2020 suman 21 lesionados. Por supuesto que existen los riesgos de un deporte de contacto y hay casos que tienen que ver con eso, como el de Bruno Valdez (rodilla izquierda) o Adrián Goransch (golpe en un entrenamiento); incluso, se entiende algo tan raro como la trombosis de Nico Castillo. Lo que sí resulta raro son todas las bajas por “molestias musculares”, algunas hasta de reincidencia por apresurar a los jugadores a regresar.
 

 

Las lesiones del América se han presentado de la siguiente manera: En enero, Renato Ibarra sufrió una molestia en el aductor largo derecho.  En febrero, Alonso Escoboza (esguince), Nicolás Benedetti (rotura de ligamento cruzado anterior) y lo de Castillo. Antes de que finalizara el mes, Henry Martín (golpe) y Sebastián Cáceres (menisco) se sumaron a la lista.

Para julio, de regreso tras el parón por la pandemia, algo pudo fallar en el trabajo de recuperación, porque Santiago Cáseres, Leo Suárez y Giovani dos Santos tuvieron problemas musculares; Goransch sufrió una dura entrada en una práctica. En agosto vino la lesión de Valdez y un desgarre de Ibargüen. Ya en septiembre, Sergio Díaz, Emanuel Aguilera (en dos ocasiones), Guillermo Ochoa, Cáceres y  Paul Aguilar tuvieron lesiones musculares, en tanto que Federico Viñas y Roger Martínez, esguinces de tobillo por el mal estado de la cancha del Azteca. La última, la nueva lesión de Benedetti.

Los señalamientos a su cuerpo técnico enfurecen a Herrera y una parte de la afición ha convocado a una marcha para que corran a Giber Becerra, lo que volverá a encender al técnico. A ver en qué acaba, porque está claro que no hay autocrítica y parece que, más que futbolistas, intentan fabricar como aquellos viejos juguetes “hombres de acción”.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios