La miserable Champions League

Gerardo Velázquez de Léon

Pensar en sentarte a ver los partidos de la ronda de los octavos de final en la Liga de Campeones de la Concacaf, en espera de tener futbol de calidad, es realmente un sueño guajiro...

Pensar en sentarte a ver los partidos de la ronda de los octavos de final en la Liga de Campeones de la Concacaf, en espera de tener futbol de calidad, es realmente un sueño guajiro... Y lo mismo pasará en cuartos de final. El nivel del torneo de clubes de la confederación es tan bajo que hace de esas horas un suplicio para quien tiene que verlos por necesidad y algo muy poco atractivo para los aficionados de los equipos que participan o para los aficionados al futbol en general.

Equipos semiprofesionales, jugadores cuya formación es muy distinta, canchas en pésimo estado, y todo lo que ya sabemos que existe en la Concacaf. Y no es querer que se deje de jugar este torneo, porque es algo imposible, ya que todavía —en esta edición— es el que da el boleto al Mundial de Clubes; sin embargo, no por eso deja de ser muy pobre el espectáculo que se ofrece a la gente.

Y todo hace pensar que la calidad del torneo será mucho menor para 2023, cuando entren en vigor los cambios que se han aprobado, en los que principalmente se regresará a la fase de grupos. Con eso, solamente harían más bulto y más número de malos partidos entre equipos cuya estructura e infraestructura son tan desniveladas que resulta risible que se enfrenten.

LEER MÁS: Selección Mexicana sale del Top 10 del Ranking FIFA

En la presente edición, son cuatro equipos de la Liga MX: Cruz Azul, América, Monterrey y León; cinco de la MLS: Atlanta United, Portland, Toronto, Filadelfia y Columbus; dos de Honduras: Marathón y Olimpia; dos de Costa Rica: Alajuelense y Saprissa; además del Atlético Pantoja de República Dominicana, Arcahaie de Haití y el Real Estelí de Nicaragua.

Con los equipos mexicanos, como Cruz Azul (y su técnico Juan Reynoso), quejándose de tener que jugar la Concachampions en estos momentos, los de la MLS en plena pretemporada y el resto de los participantes varios escalones por debajo, se hace una competencia miserable, con un futbol pobre de algunos y pesetero de otros.

Es hasta las semifinales cuando se pueden esperar mejores partidos en la Concachampions, con todo y que han habido casos en los que los equipos mexicanos han sido eliminados antes. Claro que, para eso, todavía tendremos que aguantar los partidos que restan de los octavos y de los cuartos de final, un verdadero suplicio para los aficionados al futbol.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios