La decadencia de la Liga

Gerardo Velázquez de Léon

El fin de semana existía la esperanza de que, al haber dos clásicos (Chivas vs Atlas y América vs Pumas), las cosas fueran distintas, pero no; dos partidos para el olvido y de muy mala categoría

Doce jornadas de 18 que tiene la fase regular de la Liga MX y, hasta ahora, nada que presumir. Sigue siendo una Liga conformista, en la que —al quedar solamente seis equipos fuera de la fase final— se ha convertido en un muy mal espectáculo. El fin de semana existía la esperanza de que, al haber dos clásicos (Chivas vs Atlas y América vs Pumas), las cosas fueran distintas, pero no; dos partidos para el olvido y de muy mala categoría. La confusión de Chivas, el miedo a perder la ventaja de Atlas, la inoperancia y debilidad de Pumas y la extraña manera de jugar del América. Es decir, escasa calidad.

Uno de los grandes males del futbol mexicano es el tiempo muerto, muy poco futbol durante los 90 minutos. Por ejemplo, en el Chivas vs Atlas, de tiempo efectivo fueron 35 minutos, lo que quiere decir que al público que paga un boleto y a la televisora que paga millones por derechos de transmisión, les entregan 55 minutos de tiempo muerto. En el Clásico Nacional, el tiempo muerto fue de 47 minutos y 32 segundos. Ahí, por lo menos, casi alcanzan una mitad del partido de manera continua, pero el nivel fue bajísimo. Problema que se suma a todos los partidos de la Liga, en los que cada vez hay menos futbol, más marrullería, intento de trampa.

Puedes leer: "Barra americanista se deslinda de los hechos violentos en el Estadio Azteca"

A este grave problema sumemos la decadencia del arbitraje, encabezado por su instructor chileno, Enrique Osses, quien en un video que circula por redes sociales y seguramente fue filtrado por alguno de sus enemigos en el interior de la Comisión, es claro al comparar un partido con un vuelo en avión. Palabras más, palabras menos, Osses muestra su profesionalismo asegurando que “en un vuelo puede existir turbulencia, pero mientras el pasajero llegue al aeropuerto, recoja su maleta y se vaya a casa, no hay problema”, comparativa que —además de ilógica— está fuera de todo lugar en el arbitraje. Lo que pareciera que quería decir el exsilbante es que, aunque sea malísimo el arbitraje, lo importante es que no sean criticados los silbantes. Vergonzoso.

Viene el parón por la Fecha FIFA, buen tiempo para que en las oficinas de Toluca hagan un examen de conciencia sobre la gran cantidad de fallas que existen como Liga, porque no por estar presumiendo alianzas con la MLS y hablar de internacionalización, se olviden de que los verdaderos líos están en casa, donde se deben resolver de inmediato, porque la Liga MX cada vez interesa menos a jóvenes y niños; se ha convertido en una Liga para adultos mayores, los que añoran cada semana ver a “su” América o a “sus” Chivas, aunque jueguen basura, no transmitan sentimiento alguno y si están pendientes de esos clubes es, simplemente, por estilo de vida, no porque agrade y emocione.
 

La Liga MX va decayendo, cada vez es menos atractiva para patrocinadores y menos jugadores de renombre llegan. Por el Covid-19 se afectaron las economías, pero las soluciones no se dan clasificando 12, y mucho menos viendo pasar el torneo sin hacer maldita la cosa. 

@gvlo2008 - [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios