Ganar dinero a cualquier precio

Gerardo Velázquez de Léon

Pedir que desaparezcan los moleros así por que sí es tan estúpido como no planear bien el calendario

Pensar que el negocio que tiene la Federación Mexicana de Futbol con Soccer United Marketing, para que la Selección Nacional juegue cinco partidos en Estados Unidos cada año, perjudica más de lo que beneficia es simplemente no entender el negocio del futbol. Porque una cosa es la cuestión monetaria; es decir, lo que les genera económicamente, y otra la mala planeación que —para el amistoso en Charlotte ante Ecuador— ha puesto en problemas a Gerardo Martino.

Ese es el punto. Todas las partes involucradas deben cuidar el negocio, y eso incluye también el desarrollo deportivo, porque por más que aquellos que están en contra de estos amistosos quisieran que se dieran ante potencias y que se jugaran en Europa, no siempre es posible. Lo que sí debería ser posible es no amontonar el calendario, no forzar los partidos y entregar un buen producto en todos los sentidos.

Para aquellos que no entienden en qué benefician esos amistosos a la federación, es simple: Solamente hay que enlistar las instalaciones que han levantado en el Centro de Alto Rendimiento, los partidos amistosos y las giras de preparación, tanto de Selecciones Juveniles como de Femeniles. Buena parte del dinero que se utiliza para ese desarrollo y operación sale del contrato con SUM, además —claro— de los convenios con los socios comerciales.
 

Así que pedir que desaparezcan los moleros así por que sí es tan estúpido como no planear bien el calendario para evitar poner en riesgo el interés de los mexicanos en Estados Unidos, llevando una Selección de chocolate, llena de jóvenes (que no tienen la culpa, claro), como está sucediendo en estos momentos y como puede suceder en diciembre, cuando paguen el último partido que les falta de este 2021, en plenas semanas de la final del Apertura.

Hoy por hoy, pueden argumentar que —por la pandemia— los calendarios se apretaron, que ha sido difícil cumplir con todos los compromisos, pero esto es un foco de atención para 2022, año mundialista, en el que los calendarios también sufrirán modificaciones por las fechas del torneo que se efectuará en Qatar.

Cuidar el producto es la clave, no desgastarlo y entregar un buen espectáculo; al final, es lo que seguirá generando ganancias, aunque haya quien no entienda que para el desarrollo de esas otras Selecciones, a las que aplauden como focas cuando ganan un Mundial juvenil, por ejemplo, se necesitan recursos.

@gvlo2008
[email protected]

 
TEMAS RELACIONADOS
FMF
SUM
Guardando favorito...

Comentarios