Final de la Copa MX, la gran prueba para continuar con el futbol en México

Gerardo Velázquez de Léon

Es una prueba más en la nueva normalidad para los organizadores del futbol mexicano, porque hay que recordar que —en estas instancias— es la propia Liga la que toma el control de todo, no el equipo local, y será el parámetro para la final del Guardianes 2020

Sin tolerancia, en Monterrey se viven días complejos, los más delicados desde que inició la pandemia, esa que muchos no han entendido cómo encararla. Aquí, si bien se tienen las medidas sanitarias, el Gobierno estatal aplica duras y estrictas sanciones.

Salir del estadio de los Rayados, el sábado por la noche, y encontrar más miembros del ejército que transeúntes es una demostración de lo que viven los habitantes de Monterrey, donde el orden se debe imponer, a la buena o a la mala. Y sí, a la mala es la parte que debe ocupar a los aficionados al futbol, porque esta noche se juega la primera final en la historia con prohibición de público en las tribunas, así que los fanáticos de los Rayados están en problemas.

Las redes sociales han sido el medio de comunicación entre seguidores del Monterrey. Invitaciones, organización de reuniones para ver el partido, fiestas post final, desfiles, acudir a la Macroplaza... En fin, hay de todo. Deben entender que el Gobierno de Nuevo León impone sanciones a los infractores, y son caras. Las multas por no respetar las medidas sanitarias van de 20 mil a 100 mil pesos, e incluyen fiestas en domicilios o vía pública con más de 19 personas. Es decir, los seguidores de este equipo llevan días retando a las autoridades. Está prohibido que los niños menores de 12 años de edad ingresen a centros comerciales, las personas vulnerables son protegidas y se han cerrado guarderías, albercas públicas, salones de fiesta, bares, cantinas, antros. Entonces, ¿por qué permitir celebrar masivamente? Están retando a la autoridad y los federativos, ahora sí, desde lejos como observadores.

Lee también: Antonio Mohamed quiere ganar la Copa MX para ser campeón de todo

De ganar a Xolos, llegarían a su título 16 en la historia; de Copa MX sería el tercero y suman cinco de Liga, así como cuatro de Concacaf. Es decir, ya están en una zona que los sitúa en un lugar de honor en el futbol mexicano y, aunque sigan lejos del máximo ganador de trofeos: el América (35), ya pertenecen a la élite.

Un gran ensayo será la final de Copa MX para las autoridades de la Liga MX. ¿Cómo se aplicarán las medidas sanitarias en la premiación?, ¿les entregarán y les pondrán las medallas a los ganadores?, ¿darán el trofeo de mano a mano?, ¿dejarán ingresar a los familiares al estadio?, ¿habrá cena para los ganadores, con presencia de familiares? Es una prueba más en la nueva normalidad para los organizadores del futbol mexicano, porque hay que recordar que —en estas instancias— es la propia Liga la que toma el control de todo, no el equipo local, y será el parámetro para la final del Guardianes 2020.

El futbol sigue en riesgo durante la pandemia. Por lo menos, en este estado ya prohibieron funciones de lucha libre y boxeo, y el futbol podría ser el siguiente deporte en pausa si no existe control y respeto a los protocolos sanitarios, buen comportamiento de los aficionados. Es por eso que esta noche está no solamente en juego la Copa MX entre Rayados y Xolos, también los ojos de los políticos, de las autoridades y de la sociedad estarán muy pendientes de qué pasará con los aficionados, ya sean campeones los Rayados o los Xolos, cuya gente también querría celebrar en Tijuana.

@gvlo2008
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios