El indigno América en Pachuca

Gerardo Velázquez de Léon

América saliendo al Hidalgo desconcentrado, sin ambición, sin talento y mostrando falencias defensivas graves

Cruz Azul y América tienen el reto más grande de su historia reciente. Ambos equipos, que dominaron en la fase regular, fueron destrozados en el partido de ida de los cuartos de final.
Toluca y Pachuca —con mucha sencillez— llegaron silenciosos, sin aspavientos y con bajo perfil. Cruz Azul, víctima de inventos desde la dirección técnica, y América saliendo al Hidalgo desconcentrado, sin ambición, sin talento y mostrando falencias defensivas graves. Un equipo en el que fallaron todos, desde Santiago Solari, por no entender que en la Liguilla se debe salir a jugar con intensidad, con fuerza mental. Fueron ridiculizados por sus propios errores.

Indigno el América, inventivo el Cruz Azul, ambos con tareas muy complejas, porque —si bien, La Máquina tiene con un solo gol para eliminar a Toluca— el equipo de Hernán Cristante tiene futbolistas de alto nivel; sí, ya veteranos, pero de niveles altamente competitivos. José Juan Vázquez, Rubens Sambueza, Jorge Torres Nilo, Raúl Dedos López y Alexis Canelo saben de lo que se trata este mini torneo y Cruz Azul será extremadamente exigido. Y es bueno, se trata de la gran prueba para un equipo deprimido por los resultados en los últimos 23 años, pero tiene la gran oportunidad de rehacerse y entender que su dominio en el torneo no servirá de maldita la cosa si no elimina a Toluca.

América tiene una de las misiones más complejas, pero también de las de más alta obligación. Solari no llegó para ser eliminado en cuartos de final. En esta institución, a diferencia de equipos que ya se han acostumbrado a perder, tienen la presión de que si no eliminan a Pachuca iniciará una presión insoportable. No dudemos que, en el Azteca, con gente en la tribuna aparezca por primera vez el #FueraSolari. Así que es inmediata la obligación de trascender, y más cuando se eliminan contra el lugar 7 de la tabla, al que le sacaron 15 puntos.

Puedes leer: "Pachuca derrota al América y se lleva buena ventaja a la vuelta de los cuartos de final"

La Liga MX debe poner atención en dos temas fundamentales que se han vivido en la Liguilla. Han regresado los aficionados y, en muchas plazas, ha sido un desorden. Cuando llegó Chivas a la CDMX, para encarar el repechaje, se encontraron a una multitud de aficionados, quienes aprovecharon para tomarse fotos. No hubo distanciamiento de estos personajes, como sí sucedió con Javier Aguirre y su “Caballo Dorado”. En Guadalajara, recepción descontrolada al Atlas cuando llegó el camión al estadio, sin sana distancia de nadie. Igualmente, cuando salió el América de su hotel en Pachuca al estadio, aunque en el inmueble no se acercaron a la gente.

En el interior del Jalisco, mucho desorden; es más, parecería imposible que fuera únicamente el 30% del total de la capacidad los que ingresaron; francamente, se veían muchos más y la mayoría sin cubrebocas todo el tiempo.  En el Azteca, no dejarán entrar más de 25% del total en cada palco, algo que les ha valido tres pepinos en Guadalajara y Pachuca —donde hasta mariachi hubo en el palco de la directiva—. Es decir, ¿son o no son? El respeto a los protocolos se los pasan por el arco del triunfo.

Así que el fin de semana será de altos retos: Para el Azteca, porque regresa la gente; para América y Cruz Azul, por no salir humillados en las primeras de cambio; y para los demás, observar cómo se pueden ir el 1 y el 2, en el torneo más sui géneris que tiene el mundo del futbol.

@gvlo2008 - [email protected]

Comentarios