El Gigantismo de Concacaf lejos de México

Gerardo Velázquez de Léon

Mientras Uriel Antuna se queja de que las Chivas lo exhibieron, o  directivos como Ricardo Peláez tratan de llevar cartuchos quemados a su equipo, en la MLS venden, desarrollan y hasta le ganan a la Selección Mexicana

Seguir con ese maldito lugar común del GIGANTISMO EN LA CONCACAF es caer en la peor de las condenas deportivas, porque cuando se falla, el golpe es más duro de asimilar, y cuando la arrogancia va junto con pegado, es aún peor. En el debate de qué selección o futbol es mejor entre Estados Unidos y México,  claro que hay muchos más factores para poner al balompié mexicano un escalón por debajo del estadounidense. En el mercado de fichajes de invierno fue notoria la superioridad de la MLS sobre la Liga MX.

Mientras acá esperábamos que futbolistas como Luis Romo, Alexis Vega, Sebastián Córdova fueran al futbol europeo, solamente Orbelín Pineda pudo colocarse. Eso sí, a un precio de mercado acorde a lo que representa el futbol mexicano para Europa, es decir, barato. Cruz Azul pagó por él aproximadamente 13 millones de dólares en  2019, y se les fue gratis al Celta de Vigo.

Puedes leer: "Los equipos de la Liga MX que mejor y peor se han reforzado para el Clausura 2022"

En La Máquina ganaba un salario de aproximadamente 1 millón 300 mil dólares mensuales (según SportsSalary), así que en Galicia por mucho menos de estas enormes cantidades se hicieron de un valor mexicano. Es decir, devaluado. En la MLS sirvió el final de temporada para fichar en Alemania a quien pudo ser seleccionado mexicano, pero que por soberbia, negligencia y sobradez no se concretó.

Ricardo Pepi, de solo 18 años de edad, fue al Augsburgo con un contrato de cuatro años y medio en donde trasciende que la operación fue de 20 millones de dólares, más bonificaciones y un porcentaje del 10 a l2 % para una venta a futuro. Por un futbolista joven, que en 55 partidos con el FC Dallas  anotó solo 15 goles. Es decir, la MLS está posicionada en Europa, mientras que en la Liga MX, los talentos van de Chivas a Cruz Azul, de Cruz Azul a Chivas o regresan, como  Rodolfo Pizarro.

Pero esto no solo queda en Pepi. El FC Dallas ha ganado más de 37 mdd en los pasados dos años y medio en transferencias a Europa. Primero Chris Richards al Bayern Munich en  2109 por 1.2 millones de dólares, Reggie Cannon en  2020 al Boavista por 3 mdd, Bryan Reynolds en  2021 a la Roma por 8.5 mdd y ahora Pepi por 20 mdd más. Estos son los que se van bien vendidos, pero qué decimos de los que llegan.
 

En la Liga MX se han especializado en contratar a sudamericanos de segundo nivel, mientras que la MLS acaba de llevar a Lorenzo Insigne a Toronto, campeón de Europa y uno de los grandes jugadores italianos de los últimos años, por cierto compañero de Chucky Lozano en Nápoli. A estos ejemplos habría que sumar la organización, seriedad en la Liga y sobre todo la infraestructura. Ya hasta en San Salvador tendrán un mejor estadio que el Azteca. 

Esa es la diferencia del GIGANTISMO EN LA CONCACAF. Mientras Uriel Antuna se queja de que las Chivas lo exhibieron, o  directivos como Ricardo Peláez tratan de llevar cartuchos quemados a su equipo, en la MLS venden, desarrollan y hasta le ganan a la Selección Mexicana.

@gvlo2008 - [email protected]

 

 

Comentarios