El eterno reciclaje de entrenadores en la Liga MX

Gerardo Velázquez de Léon

¿Por qué no apostar por un técnico (joven en edad o en experiencia) que otorgue una nueva visión?

No se comprende la poca capacidad de renovarse de verdad, no con cartuchos quemados y apuestas que serán perdedoras. Tanto se habla y se planea para el desarrollo de sus proyectos y, ante la necesidad de un cambio, la desesperación los lleva a recurrir a aquellos elementos que no han ganado nada o se quedaron con una visión de antaño.

Despiden entrenadores y regresan los de siempre. Está pasando en Necaxa, Mazatlán, Guadalajara, y seguramente sucederá en Toluca. Personajes que han tenido varias oportunidades y siempre el resultado es el mismo: terminan echándolos sin haber ganado algo.

¿Dónde queda aquello de refrescar las ideas, los planteamientos? De los equipos que han cesado a su entrenador, solamente el Atlas buscó algo diferente con un exjugador del club, Diego Cocca, aunque ha seguido con la irregularidad. Chivas cambió a Luis Fernando Tena por Víctor Manuel Vucetich y futbolísticamente se ha visto poca mejoría, aunque estén metidos en la zona de repechaje, que tampoco es tan difícil.

Lo mismo pasó con Necaxa y la injusta salida de Alfonso Sosa, para traer a un eterno del banquillo: José Guadalupe Cruz. En Mazatlán apostarán por Tomás Boy, otro emergente que siempre aparece en escena. En Toluca, se fue José Manuel de la Torre y pusieron de interino a Carlos Adrián Morales. Pero... ¿Por qué interino? Si le van a dar el trabajo, que lo llamen entrenador y listo.

Puedes leer: "Tomás Boy, nuevo entrenador del Mazatlán FC"

La reflexión sería: ¿Por qué no apostar por un técnico (joven en edad o en experiencia) que otorgue una nueva visión, en lugar de enfrascarse con los de siempre? Está claro que no siempre será una historia de éxito, como hoy la viven los Pumas, que encontraron un buen camino de triunfo con Andrés Lillini.

Ahí está Alex Diego con el Querétaro. Le ha costado trabajo, pero ha tenido sus momentos y se aprecia lo atrevido que ha llegado a ser. Y hay algunos otros en la Liga de Expansión. Ahí está Israel Hernández Patt, quien tiene en primer lugar al Celaya; otro caso que llama la atención es el de Alexis Moreno, DT de Mineros, quien —con 30 años de edad— tiene al equipo en cuarto lugar.

Estos eternos relevos no se actualizan, o ¿ir de un programa de televisión por cable al banquillo los hace estar preparados?, ¿por qué no seguir estudiando, en vez de estar sentados esperando a que su representante se mueva y les consiga equipo? La baraja es tan amplia, pero tan corta a la vez, no tiene nueva visión, preparación constante y sólo apelan a sus desgastados nombres para regresar.

@gvlo2008 - [email protected]
 

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios