Desagradable para los jóvenes de Pumas y América ver a sus nuevos compañeros

Gerardo Velázquez de Léon

El poco o mucho dinero invertido en Gabriel Torres y Álvaro Fidalgo es un insulto a los juveniles de estos clubes

Emanuel Montejano fue promovido al primer equipo de Pumas por la salida de Carlos González a Tigres. La lesión de Juan Ignacio Dinenno le abrió la puerta para el debut, contra Mazatlán, en la Jornada 2. Con sólo 19 años de edad, anotó.

Montejano, junto con Eduardo Chacón, Alan Delgado y Renato Jaramillo, son parte del equipo Sub-20; agreguemos a Jacob Morales, también ya con debut en Primera División la semana pasada contra Gallos Blancos; Omar Islas, quien se presentó en 2015, y a Álvaro Verda, delanteros estos tres, del equipo filial en la Liga de Expansión. Raúl Alpizar, el exfutbolista de Pumas, es el encargado de La Cantera desde que la directiva subió a Andrés Lillini.

Al América categoría Sub-20 lo dirige Paulo Serafín, hombre de confianza del presidente Santiago Baños, y el auxiliar de este equipo es el eterno americanista Raúl Rodrigo Lara.

LEER MÁSEl jugador del Cruz Azul que tiene una gran beca

Luis Gutiérrez Grimm, Morrison Palma, Mauricio Reyes, Paolo Ríos, Giovanni Soto y Luis Escobedo, son parte de ese equipo. El español Raúl Herrera, desde septiembre, tomó el cargo que hicieron dejar a Alfredo Tena, para dirigir las fuerzas básicas del club.

Todo esto viene ante la frenética y desesperada acción para contratar a futbolistas. Pumas apuesta por Gabriel Torres, un panameño de 32 años de edad, quien viene de estar inactivo poco más de un mes y que, en la Liga de Ecuador, con el Independiente del Valle, completó pocos partidos en 2020: sólo 10 de los 33 que disputó. Anotó, eso sí, 20 goles; nada malo el registro.

Álvaro Fidalgo promedió 58.3 minutos en los 23 juegos disputados con el Castellón, de Segunda División de España. Dos goles y una dizque esperanza proveniente de la cantera del Real Madrid. Ahora bien, ni es promesa ni tampoco es tan brillante. Si lo fuera, el Madrid no lo dejaría partir.

El poco o mucho dinero invertido en Torres y Fidalgo es un insulto a los juveniles de estos clubes, especialistas en fabricación de jugadores y que ven cómo se tira el capital a la basura, como fue en el caso de Sergio Díaz. Por lo  menos, aquí fue recomendado por Santiago Solari y no visto en YouTube. En época de vacas flacas, sería más trascendente desarrollar mexicanos, subirlos, darles oportunidad. No habría grandes diferencias.

América no está para contratar jugadores de Segunda División. Fidalgo entrará a la cancha con la altísima presión de rendir y marcar una diferencia absoluta, justificar este extraño fichaje. Algo distinto no será tolerable para una afición que ve pasar petardo tras petardo, de video en video de YouTube, a jugadores que no han dado ni darán el ancho para marcar diferencias con los de casa.

Igualmente en Pumas. Torres y Fidalgo, con la inmediata obligación, la verdadera obligación de trascender desde el primer minuto; todo lo demás serán pretextos para justificar estas contrataciones, de las que los mandos medios de los equipos son especialistas en hacer.

@gvlo2008
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios