Bienvenidos a la era de Gerardo Martirio

Gerardo Velázquez de Léon

Se vive una época en la que se lleva el sufrimiento deportivo, futbolístico, como bandera contra rivales inferiores

Penoso, aberrante... Póngale el calificativo que sea a lo que se vio ayer en Kingston durante la visita de la Selección Nacional a Jamaica. Tanto dentro como fuera de la cancha, porque si lo que ofrecieron los futbolistas mexicanos en el terreno de juego fue cercano a la vergüenza, lo que escuchamos del técnico Gerardo Martino al final del juego no tiene nombre.

La victoria sobre los jamaiquinos, que para nada fue de una forma totalmente  controlada, como lo declaró el estratega, terminó de un golpe con la autocrítica que había venido de parte del Tata en la conferencia previa a este encuentro. Una en la que por lo menos había mostrado algo de honestidad al decir que  2021 fue un mal año en su gestión.
 

Claro que fue orillado a esto por lo dicho un día antes por el presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Yon de Luisa, en un evidente mensaje de lo que tiene que lograr en esta Fecha FIFA. Ayer, si no es que desde todo el año pasado, la Selección Mexicana entró a una nueva era dentro de este proceso, la era de Gerardo Martirio, una era en la que se lleva el sufrimiento deportivo, futbolístico, como bandera contra rivales inferiores en infraestructura, nombres, etc.

Una era en la que Estados Unidos te repasa con el primero, segundo y tercer equipo. Una era en la que muy pocos pueden estar contentos con lo que ven del equipo mexicano, ese que esperan los represente con orgullo. Una era en la que cuando ganan piensan que todo lo malo que se vio en la cancha, durante ese partido que ganaron, se va a borrar como por arte de magia y a todos se les va a olvidar que Jamaica, con un hombre menos te tuvo contra la pared.

Puedes leer: "Gerardo Martino considera que México “ganó muy bien” ante Jamaica"

Después de sacar los tres puntos en Jamaica, Martino se olvidó de la autocrítica y seguramente se olvidará  de la necesidad de cambiar algunas de sus dinámicas en busca de retomar el funcionamiento que alguna vez tuvo. Total, ya sumaron tres unidades más y si de locales (como se espera) vencen a Costa Rica y Panamá, por ellos el asunto quedará olvidado. Y probablemente para muchos más también.

La clasificación al Mundial seguramente generará una reacción de poder en Martino y su cuerpo técnico, al haber logrado el primer objetivo, sin pensar que no se le contrató para eso que se espera que México consiga en cada eliminatoria. Al Tata se le contrató para mejorar en el proceso y preparar a este equipo para que una vez llegando a la Copa del Mundo se pueda superar lo hecho en todas las anteriores, es decir, pasar de octavos de final. Y eso, por ahora, y aún cuando al final de esta Fecha FIFA clasifiquen a Qatar, se ve muy lejano. Porque ver a esta Selección del Tata se ha vuelto un verdadero martirio.

@gvlo2008 - [email protected]

 

 

Comentarios