Amaury Vergara y su Rebaño Sagrado

Gerardo Velázquez de Léon

En México, hay pocos que arriesgan a hacer cine o series deportivas de calidad, y es un género que tendría éxito

Un gran documento es Chivas, El Rebaño Sagrado. Y no tanto porque se trate del Guadalajara, sino porque es un ejercicio que se necesita en México, un país con escasa bibliografía y filmografía deportiva, un país en el que productos como documentales de la vida de los grandes atletas ni siquiera pasan por la cabeza de los grandes creadores. Por eso, lo realizado por Amaury Vergara es valioso.

No es ficción, es una joya para los aficionados de las Chivas, con la que pueden conocer tantos momentos complejos, el día a día de un equipo, de su dueño, su directiva, sus futbolistas. Buenos o malos, son ellos mismos, no hay caretas, está muy bien logrado y atrapa la atención de cualquier aficionado al futbol, no importa que seas seguidor de otro equipo.

Amaury debería seguir con estos documentos, series que muestren la realidad del deporte y los atletas, porque temas hay muchos, pero quienes se atrevan a hacerlos, pocos; incluso, puedo decir que sólo él, abierto y con visión.

No es El Chanfle, no es el mal logrado documental de cuando la Selección Mexicana ganó el oro en Londres 2012. Esta es una serie hecha y derecha, porque además muestra y documenta uno de los momentos más complejos, tristes y perdedores del equipo más popular del país. Se necesita valentía para documentar la muerte de su padre, problemas de indisciplina o de petulancia de futbolistas, como también se necesita talento y valor para mostrar la vida profesional del director deportivo y director técnico.

Lee también: ¿Por qué no se ha cerrado el pase de JJ Macías al Getafe?

El hoy multicitado José Juan Macías muestra su realidad, el Tiba Sepúlveda será después de esta serie seguramente el futbolista más querido de Chivas, porque su sencillez y nobleza así lo retratan; Cristian Calderón y sus fiestas muy bien mostradas; Luis Fernando Tena, a quien siempre se le vio incómodo en el equipo, pero también Amaury se verá de otra forma ante los ojos de sus críticos más incesantes, y por supuesto Ricardo Peláez, quien protagoniza mucho de la historia y se le nota muy humano y entregado al equipo.

La calidad cinematográfica que maneja el director, Iván López Barba, es fantástica. No es solamente hacer entrevistas y encimar imágenes, es darle un hilo conductor a la historia. No se puede más que agradecer este tipo de documentos.

Ahora, temas hay muchos, que no sea el amor a Chivas la única motivación para hacer este tipo de series, porque además Vergara ya puso la muestra de que el deporte puede ser adquirido por estas grandes plataformas. Así como Amazon Prime Video apostó al deporte mexicano, lo harán seguramente otras como Netflix, HBO Max, etc. Hay público, hay retribución económica, todos ganan. Da coraje ver historias de otros lados del mundo y nada de México, y que los productores apuesten en la mayoría de las veces por temas de narcos, chistes, política y al deporte lo tengan abandonado. Por eso, como en el caso de  Amaury Vergara, siempre será bienvenido el talento cinematográfico al deporte.

-@gvlo2008

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios