Se encuentra usted aquí

De las redes al debate público

11/01/2020
03:52
-A +A

Hace unos días se realizó un “debate” entre dos personajes, dicho evento fue consecuencia de un ir y venir de mensajes vía twitter, hasta que se concretó el encuentro denominado “Porque no todo son tuitazos...,” me refiero al encuentro entre Pedro Carrizales, diputado local en la LXII Legislatura del Congreso del estado de San Luis Potosí, mejor conocido como “El Mijis” (@mijisoficial) y el personaje de las redes sociales “Tumbaburros” (@tumbaburross) quien al parecer se llama Luis Alberto Rosas.

No voy a opinar sobre el supuesto “debate” porque a mi parecer los temas tratados y el nivel demostrado dejo mucho que desear, o por lo menos no era lo yo esperaba, sin embargo, aplaudo y celebro este tipo de encuentros.

Lo anterior me llevo a una conversación muy enriquecedora y llegamos a la conclusión de que, que interesante sería que todo servidor público, especialmente aquellos que llegaron a él mediante el voto popular tuvieran la obligación de debatir públicamente con integrantes de la sociedad civil, por lo menos una vez cada “x” tiempo, se me ocurre un debate al trimestre, no creo que pudieran argumentar que les quitaría mucho tiempo de sus apretadas agendas aunque estoy seguro que a más de uno si le quitaría el sueño.

Resultaría por demás revelador el escuchar de viva voz a los responsables de legislar o de ejecutar los programas gubernamentales al confrontarse con los académicos, técnicos y profesionales de cada materia –campo, finanzas, medicina, derechos humanos, tan solo por mencionar algunos ejemplos- seria, desde mi particular punto de vista, una gran oportunidad para el servidor público el argumentar, fundamentar y sostener lo que promueven y dan a conocer en 280 caracteres, sería una gran oportunidad para ellas y ellos el tener un espacio para fortalecer la confianza que como pueblo debiéramos tener en quienes nos representan y nos gobiernan, confianza que actualmente es muy pobre, si es que existe en alguien.

La creciente tendencia de políticos sin contenido, que se esfuerzan por verse en el espejo de las redes sociales, tratando de convencerse a sí mismos de que son relevantes, sólo refleja su accionar autómata que los aleja de su intención principal.

Difundir contenido propio o ajeno, enfocado en el día a día de sus actividades políticas, no es material atractivo para casi ningún seguidor. Ver foto tras foto, video tras video de reuniones, marchas, y apretones de manos no nos invitan a creer más en la capacidad del líder para impulsar los cambios que anhelamos.

Podría ser un sistema abierto a todo el público donde se registrarán señalando el tema de su interés todas aquellas personas que quisieran debatir con su diputado, senador, regidor o presidente municipal, y que el propio sistema de manera aleatoria seleccionara al debatiente y después simplemente se le avisara al servidor público el tema, así como el día y la hora en que deberá acudir a debatir.

Diego García Vélez
Analista político, maestro en Administración Electoral y promotor del gobierno digital