Cecilia Canto, primera mujer de la Brigada de Fusileros Paracaidistas
Cecilia Canto Galicia, paracaidista del Ejército mexicano / Captura de pantalla

Cecilia Canto, primera mujer de la Brigada de Fusileros Paracaidistas

16/09/2019
18:14
Manuel Espino
-A +A
Cecilia formó parte de los 15 paracaidistas que saltaron desde un helicóptero MI-17 de la Fuerza Aérea para mostrar una oparación de infiltración

“Cualquier movimiento mal, va nuestra vida de por medio”, lo tiene claro la paracaidista del Ejército mexicano, Cecilia Canto Galicia.

Este lunes la sargento primero, auxiliar oficinista, se convirtió en la primera mujer de la Brigada de Fusileros Paracaidistas en participar en un desfile cívico-militar para conmemorar el 209 aniversario del inicio de la lucha por la Independencia de México.

Ella era uno de los 15 paracaidistas (10 del Ejército y 5 de la Marina) que saltaron desde un helicóptero MI-17 de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), a más de 5 mil pies de altura, para mostrar una operación de infiltración en la Plaza de la Constitución.

Tiene cinco años en la Brigada y ha realizado 410 saltos como parte de su capacitación, pero el que realizó hoy en la plancha del Zócalo capitalino lo considera el más complicado.

“Por el grado de complejidad en el aspecto de que tenemos muchos edificios, tenemos el asta bandera y cualquier movimiento mal va nuestra vida de por medio”, comenta en entrevista.

De 30 años de edad, la sargento Canto Galicia asegura que el paracaidismo es una actividad difícil que le llamó la atención por la adrenalina que implica.

Al preguntarle sobre el accidente de su compañero, Valente Mateo Hernández, dijo que “está bien, gracias a Dios”.

“Son cosas de la actividad, no es fácil es una actividad de alto riesgo, el hecho de que un paracaidista  tome una velocidad impresionante es un impacto visual, tienes que reaccionar muy rápido para saber corregir alguna de esas fallas.

El viento, realmente  en esta actividad tienen que ver muchos factores, en este caso lo que viene siendo el clima”, menciona.

“Todo es difícil, desde que sales de la aeronave, tu equipo esté bien, el salto, que abra bien tu colocación como tal porque tenemos una formación, es lo que nos distingue, y  un punto de aterrizaje, eso es difícil y aterrizar en plataforma”, agrega.

Sin embargo, explica que ha sido una experiencia muy grata para ella, “de mucha responsabilidad,  ante todo siempre con la confianza de todo lo que me dieron mis instructores como tal para poder hacer un buen aterrizaje en la plancha del Zócalo”.

Invita a las mujeres a integrarse a la Brigada de Fusileros Paracaidistas del Ejército mexicano, porque, dice, “es una experiencia maravillosa, es una actividad que es de nuestro instituto armado y es una institución muy noble, es algo maravilloso porque aporta muchas cosas, lo podemos utilizar en exhibiciones y algún momento apoyar a la gente”.

“Soy un poco hiperactiva, el ver la adrenalina y todas las actividades que hacía una paracaidista me gustó”, afirma.

rmlgv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios