23 | SEP | 2019
SEP advierte que CNTE no debe sustituir libros de texto
La Sección 18 de la CNTE en Michoacán asegura que va a repartir, en el próximo ciclo escolar, 48 libros de texto —28 de primaria y 20 de secundaria— en 6 mil escuelas públicas del estado. Foto: ARCHIVO. EL UNIVERSAL

SEP advierte que CNTE no debe sustituir libros de texto

03/08/2019
03:15
Pedro Villa y Caña
-A +A
Expertos opinan que es una ilegalidad y un riesgo para la educación que se repartan materiales distintos a los que distribuye el Estado; imponer títulos de la CNTE sería una flagrante ilegalidad, dice Romero Hicks

[email protected]

Ante la intención de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Michoacán de distribuir, en más de 6 mil escuelas de educación básica, libros de texto con contenidos como la Revolución Cubana o Carlos Marx, la Secretaría de Educación Pública (SEP) aseguró que ningún particular, organismo o autoridad distinta a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) puede sustituir materiales educativos distintos a los oficiales para el ciclo escolar 2019-2020, que empezará en unos días.

Este viernes EL UNIVERSAL informó que la Sección 18 de la CNTE en Michoacán repartirá en el próximo ciclo escolar, en 6 mil escuelas públicas del estado, 48 libros de texto, en los que se habla de Fidel Castro, Marx y el comunismo, además de temas como los “grandes monopolios” de la televisión.

En un comunicado dirigido a autoridades educativas locales, maestros, padres de familia y alumnos de las escuelas públicas y privadas, la SEP indicó que corresponde a la Conaliteg, de manera exclusiva, elaborar, mantener actualizados y editar, en formatos accesibles, los libros de texto gratuitos y demás materiales educativos.

“Se reitera que es competencia de la Conaliteg la impresión y distribución de los libros de texto gratuitos y toda clase de materiales didácticos similares, a través de los procedimientos establecidos en las disposiciones jurídicas aplicables”.

La Coordinadora pretende entregar 48 títulos —28 de primaria y 20 de secundaria— elaborados por maestros de la Sección 18 de la CNTE, de acuerdo con su Programa Democrático de Educación y Cultura para Michoacán, el cual propone las materias Desarrollo Lingüístico Integral, Matemáticas, Ciencias, Sociedad y Cultura.

La edición 2018 sustituirá a los libros que elabora y distribuye la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), según ha declarado su dirigente, Víctor Manuel Zavala, quien comentó que tienen a más de 6 mil escuelas trabajando con su programa, “y lo vamos a continuar. El objetivo de la Sección 18 es generalizar que todas las escuelas lleven el alternativo. Lo vamos a mantener”.

 

Permitir la entrega de estos libros es una ilegalidad: especialistas. El Estado mexicano debe evitar que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación distribuya esos libros de texto en Michoacán, puesto que es un atropello al derecho a recibir educación. Esta acción es parte de un proceso de ideologización que no puede ser permitido, aseguraron legisladores, especialistas y organizaciones de padres de familia.

En entrevista con El Gran Diario de México, Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados, calificó como “una flagrante ilegalidad” el que la CNTE imponga estos libros a los estudiantes, y señaló que esta acción se suma a las que la CNTE ha hecho desde 1979.

“Es una flagrante ilegalidad, porque las decisiones de la educación corresponden a la SEP, a las secretarías locales. Es un atropello legal que es parte del activismo irreflexivo y anarquíco que no tiene respeto por los educandos; es parte de la anarquía infeliz que la CNTE ha construido desde 1979”, aseguró.

El también exrector de la Universidad de Guanajuato afirmó que no hay espacio para negociar este tema entre la Coordinadora y la SEP, puesto que “lo ilegal no procede, no es un tema de ‘si me gusta o no’”.

Alma Maldonado, especialista en el tema educativo del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN, consideró que entregar estos libros es un atentado a los derechos de los niños, porque “se pone en peligro el derecho a recibir una educación que está basada en libros hechos por los expertos de la Conaliteg, quienes son gente seria y que tiene los fundamentos y bases académicas para elaborar textos educativos”.

Agregó que en caso de que se permita que estos textos se distribuyan, se corre el riesgo de que “cualquiera pueda entregar libros con el contenido que se desee enseñar, lo cual representa un grave riesgo a la educación en México.

“Si se permite que la Coordinadora entregue estos libros a los alumnos de Michoacán, se pondrá el ejemplo de que cualquier escuela, estado o grupo replique y entregue los libros de texto que desee”.

Leonardo García Camarena, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), recordó que no es la primera vez que estos textos son distribuidos por la Coordinadora, además de que es una acción que no le sorprende, debido a que “el presidente Andrés Manuel López Obrador ya le abre las puertas de Palacio Nacional a un grupo radical, minúsculo y chantajista”, afirmó.

Señaló que a la UNPF no le asusta que en las aulas se pueda hablar de la Revolución Cubana, de Carlos Marx o del comunismo, sino que les preocupa la forma en que estos temas se aborden y se pueda mentir sobre la realidad que tuvieron estos acontecimientos.

“Nos parece muy peligroso que la CNTE, por un lado, tenga un plan de adoctrinamiento con base en conceptos que no soportan el análisis de la realidad. No nos espanta que quieran hablar de Rusia o de Marx, nos preocupa que les quieran mentir a los alumnos en temas que no soporten un análisis crítico de la realidad y que sea una alabanza a modelos que ya han sido superados”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios