Sentencian a México por desapariciones

Fuerzas Armadas realizaron actividades ilícitas: Corte-IDH; ordena a Estado indemnizar a familiares de tres víctimas

Sentencian a México por desapariciones
Las desapariciones de tres mexicanos en Benito Juárez, Chihuahua, el 29 de diciembre de 2009, fueron realizadas por Fuerzas Armadas, indica la Corte-IDH. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Nación 21/12/2018 02:59 José Meléndez / corresponsal Actualizada 08:47

[email protected]

San José.— La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) anunció ayer que México fue encontrado internacionalmente culpable por la desaparición forzada de tres mexicanos, en diciembre de 2009, en Chihuahua, por actos ejecutados por las Fuerzas Armadas en las labores de seguridad ciudadana que asumieron desde 2006.

La sentencia, que condenó al Estado mexicano a indemnizar a los familiares de las tres víctimas, con más de un millón 490 mil dólares, así como cancelar costos y gastos por 35 mil dólares, fue notificada ayer a las partes involucradas.

La corte encontró al Estado mexicano “internacionalmente responsable por las desapariciones forzadas de Nitza Paola Alvarado Espinoza, José Ángel Alvarado Herrera y Rocío Irene Alvarado Reyes”, que se produjeron en el contexto de la implementación del Operativo Conjunto Chihuahua y la lucha contra el crimen organizado en México, con la participación de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad en el estado.

“La corte también encontró al Estado responsable por la falta de debida diligencia y plazo razonable en las investigaciones de los hechos.

“Asimismo, el Estado violó su deber de garantía respecto a los familiares que se vieron obligados a desplazarse, sufrieron amenazas y hostigamientos”, indica el fallo, del cual EL UNIVERSAL tiene una copia.

Detalles del fallo. El documento precisa que “las referidas desapariciones forzadas se produjeron en el Ejido Benito Juárez [estado de Chihuahua] el 29 de diciembre de 2009 y fueron realizadas por agentes estatales”.

La corte acreditó la participación de agentes estatales en las detenciones de las víctimas.

“La Corte-IDH constató que el incremento en la participación del Ejército en las labores de seguridad ciudadana ha sido un patrón constante en México desde el año 2006”, añadió en alusión a la política militar adoptada por el entonces presidente de México, Felipe Calderón.

“En dicho escenario, el empleo de las fuerzas castrenses en la lucha contra la delincuencia se convirtió en una práctica recurrente mediante la implementación de los denominados ‘Operativos Conjuntos’, en cuya intervención concurrían efectivos policiales y militares.

“La corte verificó la existencia de un contexto de desapariciones, así como de un patrón de impunidad en México [en el contexto de los hechos ocurridos en 2009]”, detalla.

Según el fallo, las víctimas fueron detenidas por grupos de ocho a diez hombres con uniformes militares en la noche del 29 de diciembre de 2009, y a partir de ese momento “no se tiene noticia del destino o paradero de los tres desaparecidos”.

Entre otras medidas de reparación integral, la corte ordenó al Estado mexicano indagar de inmediato el paradero de las víctimas y los hechos del caso, otorgar rehabilitación a los familiares, publicar la sentencia y realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidades.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos es una instancia autónoma de la Organización de Estados Americanos (OEA) y tiene sede en Costa Rica.

Comentarios