Maduro se niega a dejar de comprarle a México

Venezuela cuestiona investigación contra programa social; rechaza que hubiera especulación de empresarios en la venta de alimentos
Maduro se niega a dejar de comprarle a México
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que el gobierno de México quiso retardar la entrega de productos, pero no fue posible porque los empresarios lograron evitar que se paralizaran los des pachos. (XINHUA/PRESIDENCIA DE VENEZUELA)
21/10/2018
02:47
Reuters
-A +A

Caracas.— El gobierno venezolano mantendrá la compra de alimentos a empresarios mexicanos para un programa social, dijo ayer el presidente Nicolás Maduro, independientemente de que autoridades de México los multaron por especular con los precios y les ordenaron detener el suministro.

Venezuela cuestionó las acusaciones y las consideró un “atropello” y un “intento de obstaculizar” los esfuerzos con los que el gobierno busca “superar” la crisis de escasez de bienes en medio de una recesión económica.

“Le ratifico a los empresarios [mexicanos] que Venezuela está preparada para seguir comprando los productos que necesitamos para complementar la dieta popular”, agregó el mandatario en un acto transmitido por la televisión estatal.

El programa Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), a través del cual se ofrecen alimentos subsidiados a los venezolanos, ha estado bajo investigación por denuncias de corrupción y especulación.

El jueves pasado, el gobierno mexicano ordenó a un grupo de empresas acusadas de especular con la venta de alimentos a Venezuela pagar 3 millones de dólares al Alto Comisionado de las Naciones Unidos para los Refugiados (ACNUR).

Tras esa acción, el presidente Nicolás Maduro dijo que “los productos mexicanos eran de calidad y estaban siendo pagados a los precios que tienen que ser pagados”. No detalló cuánto ha cancelado por alimentos como leche, granos, atún enlatado, harina de maíz y arroz, entre otros.

Maduro destacó que el gobierno de México quiso retardar la entrega de productos, pero no fue posible porque los empresarios lograron evitar que se paralizaran los despachos.

“Montaron una operación para intimidar, allanaron los depósitos a las empresas que producen y nos los venden. Nos tenían secuestradas 1.3 millones de cajas, pero ya vienen en camino”, añadió.

Desde hace cerca de un año gran parte de los artículos que se venden en las cajas provienen de México.

En un comunicado difundido el viernes por la noche, el canciller venezolano Jorge Arreaza había cuestionado la decisión de México.

“Consideramos este atropello contra empresarios mexicanos uno más de los múltiples intentos de obstaculizar los denodados esfuerzos del gobierno bolivariano para derrotar la guerra económica contra nuestro pueblo.

“Venezuela repudia toda acción que directa o indirectamente persiga justificar el aumento de las medidas unilaterales y coercitivas contra nuestra economía, y en provocar un caos en nuestro país sobre la base de negarle a la población venezolana el acceso a alimentos, medicinas y bienes básicos”, refirió en un comunicado.

El gobierno de Maduro creó el programa CLAP a mediados de 2016, pero críticos y opositores han señalado que mediante ese plan hay un control social de la población, porque para obtener las cajas los ciudadanos tienen que registrarse.

Mantente al día con el boletín de El Universal