15 | NOV | 2019
Fondo minero y uso agrícola del agua eclipsan discusión en el Senado
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL

Fondo minero y uso agrícola del agua eclipsan discusión en el Senado

25/10/2019
06:35
Juan Arvizu Arrioja, Suzzete Alcántara y Leonor Flores
-A +A
Los morenistas defendieron las disposiciones del Fondo Minero, mientras que la oposición les recriminó que sólo rectifican cuando el Ejecutivo les corrige la plana, como sucedió con el derecho al uso agrícola del agua

Contundente y como un relámpago que ilumina la noche, la senadora Claudia Anaya Mota (PRI) explica lo que, en su manera de ver, es una estratagema de Morena en el Congreso, a fin de esconder las promesas de campaña incumplidas por la fuerza política que hoy manda en Palacio Nacional.

Con un pregón que puede recordar a un maestro de ceremonias de circo, irónica, Claudia Anaya Mota llama: "¡Señora bonita! ¡Señor guapetón! No se distraiga con este artificio que nos viene a presentar la cuarta transformación".

Se refiere a la pretensión de Morena, que viene de la Cámara de Diputados, de fijar derechos al uso agrícola del agua, tema que indigna al pleno, aquí, en el Senado, ya a las nueve de la noche.

El enojo de la oposición afloró doce horas antes, a las nueve de la mañana, en comisiones que mandan al pleno, en crudo, sin cambios, la minuta que llegó a las diez y media de la noche anterior y que urge que transite sin dilación alguna.

La crispación de las minorías expresa el repudio a múltiples disposiciones que contiene la Miscelánea Fiscal, y se acusa a la mayoría de olvidar la propuesta que la llevó al poder Ejecutivo: "No robar, no mentir, no traicionar", recuerda Martha Cecilia Márquez Alvarado (PAN).

La senadora Vanessa Rubio Márquez (PRI), expone, ya les dieron la instrucción de Palacio Nacional de retirar el derecho al uso agrícola del agua, pero no logra que las comisiones dictaminadoras cambien el proyecto, que se va al pleno como lo enviaron los diputados.

Es urgente el salto de comisiones al pleno. Nada más falta el ulular de sirenas para que llegue a la asamblea, que sesiona en ese momento, sólo a la espera de los proyectos de la Miscelánea Fiscal.

La villanía suena en el decreto de derechos al agua de los campos agrícolas y se sabe, al paso del debate, que en los distritos de riego hay reuniones que siguen la transmisión del Canal del Congreso.

Preside la sesión que será maratónica, la senadora Mónica Fernández Balboa (Morena), quien con medicamento controla los síntomas de una gripa que disminuye al paso de las horas.

Morena abre sus cartas: Va en contra de esa decisión de fijar derechos al agua para la producción de alimentos, que un diputado de Morena, Javier Lamarque, de Sonora, propuso y logró que se incluyera en la Ley Federal de Derechos.

La disposición nadie la defiende. La demuelen los ocho grupos parlamentarios. Como es el uso entre legisladores, se cruzan reconocimientos a la sensibilidad mutua, que "hace posible" tirar ese derecho envenenado que el mismo residente de Palacio Nacional pidió que los senadores quiten.

Se trata de un gran debate, para el que se han preparado oradores y es larga la fila para ir a la tribuna a fijar postura. Muy avanzada la discusión, toca el turno a la priista Claudia Anaya Mota, quien da su interpetación de la jornada política de hoy aquí en el Senado.

"Estamos ante la ya muy conocida y recurrente historia del bombero piromaniaco", dice. 

Señala que "se genera un problema, por la cuarta transformación, que la cuarta transformación resuelve. ¿Todo para qué? Para que se quede el estado de las cosas como están".

Y dice: "se ha inventado que se va subir el agua para que la gente no se dé cuenta que no se va a bajar el diésel, y se luche por rescatar el agua". Queda escondido el Procampo, los fertilizantes, las tarifas de electricidad, que sólo baja en Tabasco.  

"Entonces hay que generar un problema en la Cámara de Diputados, que se resuelva en la Cámara de Senadores, y con eso mantenemos al pueblo ocupado".

De remate, Claudia Anaya Mota asesta: "Bienvenidos a la cuarta transformación. ¿Ya probaron el atole con el dedo?".

El debate da para más. En efecto, muere el derecho al uso agrícola del agua. La secretaria de la mesa directiva, Nancy de la Sierra (PT), dice el resultado de la votación en tablero: 100 a favor, cero en contra y cero en abstención.

La revisión de las múltiples disposiciones sobre los ingresos, entra a una discusión que va a enfrentar, incluso, a integrantes de la coalición Juntos Haremos Historia.

El guion indica que se elimina el Fondo Minero, y les dan las once de la noche y casi a las doce se desgrana la expresión divergente, incluso, entre morenistas.

La senadora Geovanna Bañuelos de la Torre (PT) defiende el Fondo Minero, que contiene recursos para municipios mineros que "remedien su pobreza". Se requiere generar gobernabilidad, dice. "Ayudemos al Presidente desde esta trinchera", invoca.

Pero una mayoría disminuida, con un poquito más de la mitad, desecha su propuesta y otras más. 

La confrontación se complica. Napoleón Gómez Urrutia (Morena), líder del Sindicato Minero, dice que se pongan impuestos a las empresas mineras y que se suban los derechos sobre explotación minera que son ínfimos, casi inexistentes. Y cuando los pagan, se los regresan.

Verónica Martínez García (PRI) propone el rescate del Fondo Minero, y lanza un dardo al pedir a Ricardo Monreal que deje a su bancada votar libremente.

Son cuarto para las once y el pleno va a ocuparse una hora en una discusión, tras la cual los morenistas votarán conforme al guion. 

Dante Delgado Rannauro (MC) reacciona a lo dicho por Gómez Urrutia, y lo emplaza a que presente una iniciativa que imponga impuestos y derechos mayores a las industrias mineras. Da un repaso a Félix Salgado (Morena), a quien respeta, "aparte de sus dislates frecuentes".

Monreal dice que en su bancada "no somos incondicionales, no somos empleados de nadie, pero somos aliados del presidente Andrés Manuel López Obrador".

Aumenta la dureza del debate. Sigue Germán Martínez, que cuestiona a Damián Zepeda, quien en 2013 votó en contra del Fondo Minero, junto con el también entonces diputado, Ricardo Anaya, y ahora lo defiende. Pregunta a Monreal si sabe eso.

El zacatecano rehuye el lío. "No recuerdo lo que sucedió", contestó como en interrogatorio ante el Ministerio Público.

Damián Zepeda, entrón, le responde a Germán Martínez: "El que se lleva se aguanta". Y le dice que en aquél tema, los panistas votaron en paquete la tóxica reforma fiscal. 

El sonorense Zepeda suelta: "Incongruencia es no bajar la gasolina". Y emplaza a destinar recursos al Fondo Minero y a la infraestructura de escuelas, con presupuesto de Dos Bocas, del proyecto de Texcoco que fue tirado a la basura, y de los once mil millones de pesos destinados a pagar la deuda de electricidad de Tabasco.

En las alusiones personales, vuelve a intervenir Napoleón Gómez Urrutia, y dice: "no acepto que nos vengan a dar lecciones de política, y menos de moral", y acusa a Movimiento Ciudadano de que en comisiones vota en contra de propuestas para beneficio de los trabajadores en la Ley Minera.

Ya están en el epílogo del escabroso debate de los ingresos, que sacan adelante, de acuerdo con el proyecto, los aliados de López Obrador.

De pronto, los panistas cantan las mañanitas a la senadora Kenia López Rabadán, justo a las cero horas de este viernes 25 de octubre.

La presidenta de la mesa directiva, Mónica Fernández Balboa, dice a la asamblea que todavía en la fecha del jueves había anticipado sus felicitaciones a López Rabadán, sin prever que entrarían al nuevo día en una sesión de extensión extrema.

Seguirán su revisión de errores de los diputados, diez, en la Miscelánea Fiscal, que importa corregir para enfrentar el 2020, en la cancha de los tiempos difíciles que se vienen encima.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios