En San Lázaro, hubo miedo a la verdad
Foto: Ivan Stephens/EL UNIVERSAL

En San Lázaro, hubo miedo a la verdad

23/01/2020
03:14
Horacio Jiménez, Alexis Ortiz y Carina García
-A +A
A Rosario Piedra le "llovieron" los reclamos por parte de la oposición en relación a su desempeño frente a la CNDH

Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), estaba nerviosa. Era la primera vez que se enfrentaría al escrutinio de Poder Legislativo desde su cuestionada elección el pasado 7 de noviembre.

Para no fallar, traía su discurso -de más de 30 minutos- escrito, y hoja a hoja, toda su intervención, la lee. Sin embargo, se equivoca en varias ocasiones al confundir palabras o al trabarse. Los diputados y senadores tomaban café, revisaban sus celulares y no le prestaban mucha atención.

Piedra Ibarra se alineó con la austeridad republicana emprendida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y dice que busca ahorrar el 30% del presupuesto de la CNDH, sin embargo, esta entidad es un órgano autónomo, que no está subordinado al gobierno Federal.

En su intervención, arremete contra sus antecesores y acusa que la CNDH fracasó porque ha sido uno de los entes más costosos y afrentosos para los mexicanos, por su dispendiosa estructura burocrática que se construyó en los gobiernos neoliberales.

Pero pese a ser la ombudsperson no dice nada de la crisis de inseguridad, que en el 2019, dejó el año más violento, con más de 35 mil muertos; o por el operativo de la Guardia Nacional para contener migrantes o por las fallas en el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). Tampoco por la masacre contra la familia LeBarón en los límites de Sonora y Chihuahua; también la cuestionaron por su cercanía con el poder; por los feminicidios, por los asesinatos de periodistas, entre otros. No hubo respuestas.

La oposición no la perdona y al fijar posición le exige posturas claras: “Usted sí puede responder por lo que ha ocurrido este último mes y en su informe no encontramos un solo argumento de una mea culpa de lo que está pasando hoy en nuestro país”, exclama desde la tribuna el senador, Juan Zepeda. “¿No le preocupa a la defensora de los derechos humanos que esté paralizada así la institución?”, la increpa, Gustavo Madero (PAN) acompañado de otros legisladores con pancartas de “#DóndeEstáLaCNDH”. “¡SALVAJE REPRESIÓN! ¿Y LA CNDH?”, en referencia a la detención de migrantes de parte de la Guardia Nacional.

Piedra Ibarra, está sentada, en su rostro se dibuja una ligera sonrisa que denota más enfado que alegría. Solamente bebe la mitad del vaso de agua que tiene enfrente. Se siente tenso el ambiente cuando los reclamos arrecian porque Juan Zepeda lanza: “el principal derecho fundamental del ser humano es la vida y no hemos escuchado una sola recomendación o un solo pronunciamiento de parte de usted, como garante y vigilante, que el gobierno haga cumplir esos derechos. Ni uno solo, eso sí ya es imputable a este par de meses que lleva al frente de la CNDH”.

Sin embargo, la ex militante de Morena no respondió sobre los cuestionamientos y lanzó: “¿qué hicieron cuando miles de ciudadanos de este país reclamábamos que se hiciera justicia en el caso de la desaparición forzada? Que lamentablemente hemos seguido padeciendo, pero que estamos luchando por erradicar”.

Frente a la ombudsperson, el ex presidente de la Cámara de Diputados quiso usar la tribuna para hacer una rectificación de hechos y hablar de la “salvaje represión” contra los migrantes, pero su propio partido, Morena, lo censuró y no avaló su intervención. “Yo no sé de dónde llegó la instrucción; fue muy doloroso ver a mis amigos votando tan agresivamente. Voy a pensar cuáles van a ser las relaciones a futuro que tengo. Lo que hubo aquí fue miedo a la verdad, lo que hubo aquí fue clausura del pensamiento, lo que hubo aquí fue ley cerrazón y miedo a la verdad”.

Así concluyó la visita de Rosario Piedra, quien tampoco aceptó responder una sola pregunta de la prensa y salió prácticamente huyendo de las cámaras y micrófonos. Subió a su camioneta, que salió haciendo maniobras de reversa para poder abandonar el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios