23 | AGO | 2019
“Si no doy resultados en un año, me voy”
En la foto: Jesús Orta Martínez, Titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México. LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL

Relevan a 60% de jefes policiacos de CDMX, algunos por nexos con el crimen

08/01/2019
01:33
David Fuentes y Gerardo Suárez
-A +A
El titular de Seguridad dice que los cambios fueron por los malos resultados y la presunta colusión con el crimen

[email protected]

El nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina (SSC), Jesús Orta Martínez, busca “cambiar el chip” de todos los agentes y el personal que integran la corporación y por ello cambió a 60% de los mandos policiales que estaban asignados en las 16 alcaldías, al encontrar una baja de resultados o incluso, colusión y protección a la delincuencia.

Con esta medida, anunció también la implementación del nuevo método de trabajo de la policía capitalina: a partir de la fecha, se vigilará por cuadrantes de colonia en colonia, un sistema que se aplicó cuando Marcelo Ebrard fue jefe de Gobierno.

Según las estadísticas oficiales de la procuraduría local, dicha estrategia no dio buenos resultados, pues en ese periodo, de 2006 a 2012, los delitos como robo a transeúnte, a transporte público y a casa-habitación, mostraron un repunte de 8%.

Sin embargo, Orta Martínez confía en que la estrategia de cuadrantes dará resultados contundentes en los próximos 12 meses, al explicar que la cercanía de los policías con la ciudadanía genera una mejor percepción de seguridad; por lo que reveló en entrevista con EL UNIVERSAL, que de no conseguir los resultados deseados en un año, dejará su cargo.

“El horizonte básico inmediato —para los resultados— es este 2019, yo tengo un compromiso con la jefa de Gobierno [Claudia Sheinbaum]: si en este año no hay resultados, yo me voy porque no tendría excusa para no lograr los objetivos.

“Ahora hay que ser muy claros en cuáles son las expectativas, venimos de tres años de una inercia de crecimiento de la violencia que no se puede revertir inmediatamente”, aseveró el funcionario.

Respecto a los cambios de mandos, Jesús Orta detalló que en algunos casos se hizo una evaluación y se dialogó con los alcaldes para tomar esa decisión; sólo en el caso de los jefes de sectores, se removieron a 40 de 73 directores, además fueron reemplazados dos encargados de zona y cinco regionales, los cuales fueron reubicados en otras tareas.

“El tema principal es resultados, puedes derivar de ellos que existen una serie de situaciones que estén generando [delincuencia], primero: posible protección a la delincuencia o franca colusión como lo he mencionado muchas veces. ¿Qué es protección a la delincuencia? Dejar actuar al delincuente sin que yo participe como policía, sin que haga mi trabajo.

“Insisto, no tengo pruebas, estoy haciendo investigaciones, pero con base en resultados sí puedo tener hipótesis que me dan suficientes elementos”, continuó el jefe policial.

Reiteró también que la presencia de los policías en los cuadrantes traerá buenos resultados e, incluso, podrá cambiar la percepción que se tiene de quien porta el uniforme, pues la ciudadanía se dará cuenta de que está para beneficio de ella.

“Para nosotros regresar al tema de cuadrantes es volver a algo que funcionó y funcionó más allá de lo que se pueda discutir en el tema estadístico, la percepción ciudadana era de una ciudad más segura”, puntualizó.

Como parte de la nueva estrategia del combate a la delincuencia por cuadrantes, se dio a conocer que la corporación se reforzará con 3 mil 500 policías que tendrán presencia en las calles para aumentar el estado de fuerza de la Policía Preventiva de 19 mil 501 policías a 23 mil elementos.

La estrategia divide a la Ciudad de México en 847 cuadrantes que estarán cubiertos por un jefe las 24 horas; habrá tres turnos, por lo que en total serán 2 mil 541 jefes de cuadrante, elegidos por su experiencia como mandos y por ser un equipo con experiencia, a los que además se les hizo una “evaluación objetiva”.

El secretario de Seguridad resaltó que estos jefes tendrán un estímulo mensual de 3 mil pesos. Prometió bajar a tres o máximo cuatro minutos el tiempo de reacción ante un llamado de ayuda, además de evaluaciones diarias y cortes semanales del desempeño de los jefes de cuadrantes respecto a sus resultados.

“Hay que recuperar la confianza de la ciudadanía con resultados. Ese alejamiento se dio porque el ciudadano percibía que el policía no estaba de su lado, que estaba del lado de la delincuencia; por qué desconfío, porque pienso que el uniformado me va a dañar como lo hacen los delincuentes.

“Esa es la filosofía del cuadrante, no necesito una alcaldía o un sector que tiene 15 o 20 colonias, se ocupa un cuadrante que tiene 10 manzanas, necesitamos saber qué está pasando ahí y de inmediato tomamos decisiones, esa es la filosofía del cuadrante”, explicó el secretario de Seguridad Ciudadana.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios