José Ángel Romero Hernández elabora una figura de Judas para participar en el concurso del museo Nishizawa. La pieza refleja la matanza de los tiburones y la devastación del ecosistema marino. JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL

“La quema de Judas es una denuncia social”

10/03/2019
05:24
Claudia González
-A +A
Familias se preparan para concurso en Almoloya; “Hay que mantener la tradición”, dice participante

[email protected]

Almoloya de Juárez, Méx.— En este municipio, la mayoría de las familias se dedica a la producción de pirotecnia, se especializa en la castillería que se usa en las fiestas patronales y cada año participa en la convocatoria que lanza el museo Nishizawa para elegir al Judas más creativo, en vísperas de Semana Santa.

Se trata de figuras elaboradas de carrizo o cartón que por dentro se encuentran rellenas hasta de 3.5 kilos de pólvora y pirotecnia.

Las más grandes llegan a medir cinco o seis metros y algunas están compuestas por dos o tres partes, depende de la temática, explicó José Ángel Romero Hernández, joven oriundo de San Mateo Tlalchichilpan y quien es uno de los participantes más destacados en el concurso para la quema de Judas.

El año pasado logró el segundo lugar estatal con una figura que representaba un mundo en conflicto, visto desde la óptica de un diablo en silla de ruedas que lo manipulaba.

Su taller está junto a su casa. Es una construcción pequeña, donde la mayoría de los cuartos sirve de bodega para las piezas pirotécnicas.

José Ángel pertenece a la tercera generación de una familia que obtuvo el primer permiso a nivel nacional para elaborar la pirotecnia.

Entrevistado en el patio de su casa, platica que su pasión es el diseño de estas figuras, una herencia de sus abuelos y que casi todos los hombres de su familia abrazaron.

Hace un mes comenzó a elaborar la pieza para este año, la cual refleja la matanza de los tiburones y la devastación del ecosistema marino. Sentado en un banco bajo el rayo del sol, dedica parte de la mañana y sus tiempos libres a tallar el carrizo para convertirlo en el cuerpo del pez.

Dice que a pesar de que el Valle de Toluca está muy lejos del mar, es una problemática en la que todos los mexicanos deberían estar interesados.

Este es el cuarto año que participa en la convocatoria. La primera pieza que hizo fue una denuncia contra la fiesta taurina; luego elaboró una serpiente mitad dragón chino y mitad Quetzalcóatl; la última fue el Discapacidiablo, la que más le ha gustado, dice, puesto que en ella reflejó la frustración que vivió tras haber sobrevivido a un accidente automovilístico que lo dejó inmóvil de las extremidades inferiores por un tiempo, pero que apenas hace unos meses superó, porque ya puede ponerse de pie.

“El tema de los Judas es una denuncia social, un problema de la sociedad que simbólicamente queremos eliminar al quemarlo el Sábado de Gloria”, cuenta.

José Ángel detalla que le gusta participar en este concurso porque quiere fomentar la cultura y las tradiciones populares, además porque brinda la oportunidad de seguir fomentando una actividad noble, como es la pirotecnia.

 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios