25 | MAR | 2019
Madres de algunas víctimas también colocaron veladoras, arreglos florales, especialmente ramos de rosas y crisantemos en el terreno. REBECA JIMÉNEZ/EL UNIVERSAL

Escena del crimen de feminicidas, sin vigilar

15/10/2018
02:39
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A
Sólo una cinta amarilla y un cartel alertan de no pasar al predio

[email protected]

Ecatepec, Méx.— Entre yerbas, pasto crecido, llantas y tierra, aún hay zapatillas, botitas de niña y ropa de mujer, así como objetos impregnados de sangre, en el predio delimitado con cinta amarilla.

Juan Carlos y su pareja fueron capturados tras dejar en el sitio bolsas negras presuntamente con restos humanos, dijeron ante el juez autoridades de la Fiscalía General de Justicia mexiquense (FGJEM).

EL UNIVERSAL recorrió el trayecto de la casa ubicada en Playas de Tijuana al predio de Pie de La Cuesta, en Jardines de Morelos.

El terreno baldío de nueve metros de frente por 15 de fondo permanece acordonado por la FGJEM, pero sin vigilancia policiaca, con sólo un letrero que dice: “Por favor vecina (o), no coloques nada dentro del terreno, pues es una zona bajo investigación. Gracias”.

La cinta amarilla colocada por personal de la fiscalía mexiquense, sirve de soporte a carteles donde madres de las víctimas piden: “¡Ni una más! Justicia”, “¡No más feminicidios!” , “¡Ecatepec está de luto. Exigimos justicia! Necesitamos que el asesino dé ubicaciones y nombres de todas las mujeres que brutalmente asesinó. Amigos y familiares, necesitamos respuestas. ¡Ni una muerta más!”.

Zapatillas negras, ropa de mujer, botas de gamuza de niña e incluso algunos objetos impregnados con sangre son visibles entre la yerba y pasto crecido, tierra , llantas viejas y basura, donde siguen ingresando perros callejeros que olfatean los residuos.

Madres de algunas de las víctimas también colocaron veladoras, arreglos florales, especialmente ramos de rosas y crisantemos; mientras que vecinas intensificaron oraciones en la casa aledaña, “en un encuentro vivo con Cristo, sobre todo en este momento en el que tanta falta hace, no sólo para la gente de bien, especialmente para quien anda en malos pasos, para que Dios los ilumine y los conduzca a una vida sana”, señaló Tere, vecina.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios