En Toluca persiste el problema del ambulantaje

Pese a operativos de vigilancia, vendedores se instalan en el Centro; Canaco denunció pérdidas por 500 mdp por comercio irregular

Pese a los rondines de autoridades, vendedores ambulantes ofrecen sus productos en la plaza Ángel María Garibay, a dos calles del palacio municipal. JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL
Metrópoli 24/11/2018 00:57 Claudia González Actualizada 01:16
Guardando favorito...

[email protected]

Toluca, Méx.— Desde el martes pasado, el gobierno municipal de Toluca desplegó 20 cuadrillas con hasta 500 servidores públicos para el retiro del comercio ambulante, informó el secretario del ayuntamiento, Justo Núñez Skinfill; sin embargo, el problema persiste en el primer cuadro de la ciudad.

Sólo para algunas calles del centro histórico fueron designados 100 servidores públicos municipales, quienes desde las 08:00 horas del día hasta las 20:00 de la noche, vigilan que no regresen a instalarse los ambulantes.

Sobre el operativo para el retiro de los comerciantes irregulares, Núñez Skinfill explicó que cambiaron la estrategia y desde hace una semana no sólo se hacen rondines de verificadores que parecían sencillos de “torear”, sino decidieron emprender una vigilancia permanente en puntos con mayor presencia de puestos ilegales.

La diferencia, dijo, es que un grupo de elementos de seguridad, de la Dirección de Verificación, de gobernación y Derechos Humanos, están apostados en las esquinas de las calles primarias de la ciudad, con la finalidad de impedir que regresen los integrantes de al menos dos organizaciones que se rehúsan a retirarse, que son Conasocc y Faos.

“Estas personas van por zonas, en las inmediaciones del centro hay alrededor de 50 o 60 personas que se instalaban en las calles, las banquetas y que vendían una gama de productos”, refirió.

Sin embargo, dijo, que la administración municipal no tiene contacto con los líderes de las agrupaciones, pues se trata de una actividad prohibida y rechazó que haya negociaciones con ellos.

“Hemos confiscado diversas mercancías, ellos tienen una garantía de audiencia, porque al final se les respetan los derechos humanos, pero es una sanción administrativa pequeña y quizá parte del problema sea eso, habría que explorar con la próxima administración municipal que aumenten esas multas para que no puedan continuar vendiendo en el centro”, apuntó.

Sobre el tema de los ambulantes, el secretario de Desarrollo Económico, Alberto Curi Naime, admitió que los integrantes de la Cámara Nacional de Comercio Valle de Toluca (Canaco) hicieron un llamado para que intervenga la autoridad estatal, por lo que se reunieron con los presidentes municipales de Naucalpan, Tlalnepantla, Toluca, Zinacantepec, entre otros, para que afinen las estrategias.

“No me han referido adversidades, sino muy buena voluntad. Siempre habremos de coadyuvar con ellos. Algunos han tomado acciones como la reubicación del ambulantaje en plazas, para que tengan un lugar específico”, apuntó

Lo anterior, porque la Canaco denunció pérdidas por 500 millones de pesos, especialmente en el Toluca, por el comercio informal.

El problema persiste. Comida, maquillaje, refrescos y “gomichelas” son los productos que ofrecen vendedores instalados en la plaza Ángel María Garibay, a dos calles del palacio municipal, de las cuáles desconoció el estatus el secretario del ayuntamiento, pues aseguró que no hay permisos para la venta de alimentos en esa zona.

Temas Relacionados
Toluca
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios