Suscríbete

Comerciantes esperan que la Navidad los salve

En mercado Jamaica reportan que venta del artículo avanza como cualquier otro año

Comerciantes esperan que la Navidad los salve
Además de adquirir un árbol de Navidad, algunas personas acuden al mercado Jamaica para comprar otros artículos de la temporada. Fotos: Diego Simón. EL UNIVERSAL
Metrópoli 01/12/2020 04:15 Diego Simón Actualizada 04:16

Tal parece que el fervor navideño puede más que el miedo a la pandemia por coronavirus en la capital, donde se está cerca de pasar a rojo en el semáforo epidemiológico.

Cientos de personas acuden todos los días al mercado de Jamaica para comprar los tradicionales árboles de navidad naturales, los cuales adornarán las casas en estas fiestas decembrinas. Algunas personas usan cubrebocas y otras más se los quitan para negociar con el locatario los precios, que oscilam desde los mil 200 pesos hasta los 10 mil pesos.

Normalmente, la gente sólo veía de lejos los árboles grandes y “pachones”, y quienes se atrevían a preguntar por el precio de inmediato se retiraban haciendo muecas por el elevado costo.

Los comerciantes tapizaron la esquina del eje 3 sur y Congreso de la Unión de árboles de distintos precios y tamaños, debido a que es una de las zonas más concurridas y donde más posibilidades se tienen de vender uno.

La mayoría de los arbolitos los traen de la zona de Amecameca, Estado de México, aunque dicen que también hay importados de Estados Unidos y Canadá.

En este centro de abasto se pueden ver diversas especies, desde pinos, norman, noble, freizer y gran fit, los cuales desprenden un aroma muy peculiar que los hace más atractivos.

“La venta de árboles va bien, llega mucha gente en su coche y, como ya nos conocen, sólo escogen el tamaño que necesitan y se van. Si no traen vehículo, se lo llevan en taxi”, comenta Gerardo López mientras amarra un árbol para subirlo al techo del coche de una familia que vive en la alcaldía de Coyoacán.

a22-arbol_120435561.jpg

Asegura que, a comparación de la flor de cempasúchil, la cual tuvieron que tirar porque no se vendió debido a que los panteones estuvieron cerrados, la gente sí está acudiendo a comprar todo lo necesario para celebrar Navidad y Año Nuevo.

“Es una forma de recuperarnos”, narra el comerciante, quien espera que la temporada navideña se mantenga hasta el momento, aun sin saber que las condiciones epidemiológicas de la pandemia por coronavirus en la capital del país podrían modificar todo en cualquier momento.

Comentarios