Los retos de Mancera durante su gobierno

Tuvo que asumir costos de plantón por la reforma educativa; línea 12 pegó a su administración y relación con Ebrard
En 2015 la explosión de una pipa de gas destruyó el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, el cual hasta la fecha no ha sido reconstruido. (FOTOS: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/09/2017
01:03
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

“Vamos cada vez por mejores tiempos, unidos con decisión, con aspiraciones hechas realidad, con una mejor ciudadanía, no les voy a fallar”. Esa fue la promesa que hizo Miguel Ángel Mancera el 5 de diciembre de 2012 a tan sólo unas horas de haber rendido protesta como jefe de Gobierno.

Desde entonces han transcurrido casi cinco años, en los que el mandatario pasó por una serie de crisis en asuntos políticos, ambientales, de seguridad, movilidad, al interior de su gabinete e incluso de salud.

Mancera Espinosa inició su administración con la polémica en torno a la detención de un grupo de jóvenes que participaron en manifestaciones y destrozos el 1 de diciembre de 2012, a propósito de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como Presidente de la República.

Aunque el operativo se llevó a cabo en los últimos días de la administración anterior, el caso fue resuelto semanas después, luego de que la Asamblea Legislativa disminuyera las penas para el delito de ataques a la paz pública, lo que permitió la salida bajo fianza de 14 detenidos.

Los primeros días también se vieron marcados por el retiro de la estatua de Heydar Aliyev, la cual había sido colocada en el Parque de la Amistad del Bosque de Chapultepec; el caso que se tornó en un conflicto diplomático que concluyó con el retiro de la efigie del ex presidente de Azerbaiyán.

Conflicto magisterial. En septiembre de 2013 el jefe de Gobierno se enfrentó a uno de sus episodios más críticos: el retiro del plantón de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) del Zócalo. Desde mediados de mayo el magisterio ingresó a la Plaza de la Constitución en grupos hasta ocupar en su totalidad el Zócalo, casas de campaña, lonas y lazos derivaron en el cierre de comercios de la zona y pérdidas económicas millonarias.

Alrededor de las 16:00 horas del 13 de septiembre de 2013 ingresaron los primeros federales a la plaza, mientras que los inconformes, quienes habían llegado al Zócalo como rechazo a la reforma educativa, instalaron barricadas y prendieron fogatas.

Pero el conflicto no acabó ahí, los maestros se trasladaron al Monumento a la Revolución, en donde permanecieron por meses; los daños a la infraestructura urbana y las pérdidas económicas llegaron entonces hasta la colonia Tabacalera.

Línea Dorada. El 11 de marzo de 2014 el entonces director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Joel Ortega, anunció el cierre del tramo elevado de la Línea 12, que duró caso dos años. Los motivos, el desgaste ondulatorio en vías y trenes ponía en riesgo el servicio.

La Línea Dorada se construyó bajo la administración de Marcelo Ebrard y fue inaugurada unas semanas antes de que dejara el cargo. Las fallas que derivaron en la suspensión del servicio en 11 de sus estaciones, así como el relevo de Ortega, terminó por concretar la separación política entre el ex jefe de Gobierno y Mancera.

En materia de transporte éste no ha sido el único episodio polémico de la actual administración; el 4 de mayo del mismo año dos trenes que circulaban por la Línea 5 del Metro chocaron en la estación Oceanía.

Autoridades argumentaron que el incidente se debió a una combinación de factores: omisiones por parte de uno de los operadores de los trenes, al no seguir el protocolo de actuación ante la presencia de lluvia, falta de comunicación en el Puesto de Control y fallas en el sistema de tracción-frene de uno de los trenes.

Antes, en diciembre de 2013, el gobierno capitalino anunció el incremento de tres a cinco pesos el boleto del Metro. Entonces se creó un fideicomiso que garantizaría que los recursos adicionales sólo se ocuparan para cumplir 11 proyectos de mejora, entre los que están: la compra de 45 trenes, rehabilitación de 105 convoyes y erradicación de vagoneros.

Salud. La noche del 31 de octubre de 2014, Miguel Ángel Mancera fue sometido a una cirugía a causa de una arritmia cardiaca. La intervención que se había programado como de se complicó por lo que tuvieron que intervenirlo a corazón abierto. Fueron un par de minutos, según ha relatado el propio jefe de Gobierno, en los que perdió la vida.

Este no fue el único momento en que los temas de salud, encendieron los focos rojos de la actual administración: el 29 de enero de 2015 una pipa de gas explotó en el Hospital Materno-Infantil de Cuajimalpa.

La tragedia que llego a la prensa internacional, dejó como saldo cinco muertos, alrededor de 70 personas heridas y casi un centenar de casas dañadas y la promesa de un nuevo hospital general del cual a la fecha no se tienen avances.

Seguridad. Los señalamientos por el incremento de inseguridad en la Ciudad han perseguido a Miguel Ángel Mancera casi desde el inicio de su Gobierno. El 26 de mayo de 2016, hombres armados ingresaron al Bar Heaven, en la Zona Rosa.

Del lugar fueron secuestrados 13 jóvenes, cuyos cuerpos fueron encontrados semanas después en una fosa clandestina. El caso fue ligado con el grupo delictivo La Unión de Tepito y un asesinato registrado días antes en el Bar Black, en la colonia Condesa.

A éste se suma el multihomicidio de la colonia Narvarte, en el que asesinaron a un fotógrafo y a una activista, y recientemente se sumó al escrutinio el abatimiento de El Ojos, líder del grupo delictivo de Tláhuac.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS