Suscríbete

¿Cuál es el origen del pan de muerto en México?

El pan de muerto es uno de los manjares más deliciosos que ofrece la cocina mexicana, sin embargo, hay siglos de historia detrás de este pan

¿Cuál es el origen del pan de muerto?
La versión más tradicional del pan de muerto es un esponjoso pan con sabor a naranja o anís, el cual se espolvorea con azúcar blanca - Foto: Ivan Stephens/EL UNIVERSAL
Menú 08/10/2020 15:44 Redacción Ciudad de México Actualizada 15:27

El pan de muerto es uno de esos manjares que los mexicanos esperan con ansias todo el año y aunque ya está disponible, es casi obligatorio deleitarse con un pan de muerto el 1 y 2 de noviembre, durante el Día de Muertos.

La versión más tradicional del pan de muerto es un esponjoso pan con sabor a naranja o anís, el cual es cubierto con mantequilla y azúcar blanca. Sin embargo, muchas panaderías y restaurantes ofrecen nuevas versiones que son igual de deliciosas.
 

pan_en_el_horno.jpg
Foto: César Gómez/EL UNIVERSAL

En la Ciudad de México, el tradicional pan de muerto asemeja el montículo de tierra con el que se cubre el ataúd y la pequeña rueda en el centro del pan representa el cráneo, mientras que los otros adornos representan los huesos de los brazos y las piernas. El toque final es el azúcar o el ajonjolí.

Este delicioso pan de muerto también tiene carácter ceremonial, ya que es la pieza central del altar de Día de Muertos.

El macabro origen del pan de muerto

Karen Vargas Muñoz y Norma García Gómez, dos académicas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, explican que el pan de muerto tiene un origen un tanto macabro: “esta tradición se remonta a la época prehispánica, en la época de sacrificios, donde se ofrecía el corazón latiendo de una princesa y se metía en una olla con amaranto, después el que encabezaba el ritual lo mordía en señal de agradecimiento, a la llegada de los españoles, [estos] rechazaron este tipo de tributos y elaboraron un pan en forma de corazón con azúcar roja que simulaba la sangre de la doncella, es así como nace el pan de muerto”.
 

pan_rosa.jpg
Foto: Jorge Gutiérrez Abreu/EL UNIVERSAL

Actualmente, el azúcar usada por los panaderos es blanca y no roja. En cuanto a su forma, algunos dicen que los adornos que lleva el pan son los cuatro puntos cardinales, sin embargo, otros argumentan que estos son los huesos y el cráneo de los difuntos,

Además del pan de muerto redondo que predomina en la Ciudad de México, el país tiene muchas otras variedades.

El pan de muerto y la ofrenda de Día de Muertos

Según el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, las ofrendas que se ponen en los hogares mexicanos el 1 y 2 de noviembre “tienen su origen en las culturas prehispánicas. Una ofrenda similar a la actual (...) era la de la diosa Cihuapipiltin, dedicada a las mujeres que morían [durante el] primer parto, se creía que rondaban por el aire causando enfermedades entre los niños, por ello les hacían regalos en el templo o en las encrucijadas del camino. Las ofrendas consistían en "panes" de diversas figuras como mariposas o rayos (xonicuille) hechos a base de amaranto y "pan ázimo" que era un pan de maíz seco y tostado, Sahagún lo describe así por no llevar cal, a este pan se le llamaba yotlaxcalli, otros ofrecían unos tamales (xucuientlamatzoalli) y maíz tostado llamado Izquitil, casi toda la ofrenda era de amaranto porque lo consideraban un alimento especial”.

En su crónica sobre la ofrenda de Huitzilopochtli, fray Diego de Durán explica que "no comían otra cosa que no fuera tzoalli con miel", además señala que “con dicha mezcla a base de amaranto y miel de avispa o maguey, hacían un gran ídolo a imagen del Dios, lo adornaban y vestían, de igual manera elaboraban huesos grandes que depositaban a los pies del ídolo, además ofrendaban otros "panes" como tortillas pequeñas; pasada la fiesta se los dividían para comer”.

Sin embargo, el equivalente más cercano al pan de muerto actual sería el "huitlatamalli" que era una especie de tamal. En la época pre colonial se hacía la "papalotlaxcalli" o pan de mariposa que era exclusivo de esta ceremonia. Al parecer era como una tortilla a la cual se le imprimía a la masa aún cruda un sello en forma de mariposa, una vez cocida, se pintaba coloridamente.

¿Cuántos tipos de pan de muerto existen en México?

En Aguascalientes, Baja California, Colima, Coahuila, Chihuahua, Jalisco, Nayarit y Nayarit se usa la receta más tradicional y el pan puede ser redondo u ovalado, llega a pesar hasta 2 kilos.

pan_de_muerto_ajonjoli.jpg
Foto: Pedro Mera/Xinhua

Pan de muerto en Ciudad de México

En algunas partes de la ciudad, el pan se espolvorea con azúcar rosa en homenaje a los rituales precoloniales. En Mixquic, el pan de muerto se elabora en forma de rosquillas y también se elaboran panes en forma de mariposa, ya que se creía que, al morir, las niñas se convertían en mariposas.

Pan de muerto en Estado de México

En este estado el pan de muerto toma formas antropomorfas y está hecho con yema de huevo. Los panaderos también usan la deliciosa masa para crear animales como conejos y borregos. También se hornean las tradicionales gorditas de maíz quebrado, los tlaxcales, que están hechos de maíz fresco en forma de triángulo.

En Texcoco se elabora el pan conejo, pan hecho con manteca, nuez, guayaba y canela. También se hornean las encaladillas y calaveras de masa galletosa, las cuales son glaseadas con puntos de azúcar rosa.

Pan de muerto en Guerrero

En este estado, las personas colocan panes llamados camarones, tortas y amargosas en los altares de Día de Muertos. También son populares los muñecos y pan de figura, los cuales adornados con azúcar color solferino.

En la región de Tixtla se hacen panes conocidos como almas con azúcar, burros con azúcar rosa, conejos y patas de mula, pan bordado.

En Telolapan, se preparan figuras zoomorfas de peces, perros, mariposas, alacranes y conejos.

variedad_pan_de_muerto.jpg
Foto: Tomada de www.gob.mx

Pan de muerto en Guanajuato

En Acámbaro se hornean conejos, mulas, borregos y pan de canela. Otros panes elaborados durante la temporada son las "almas", panes en forma de figura humana. Los que representan a los adultos son glaseados blancos y al centro un punto de azúcar rosa, y los niños son blancos.

Pan de muerto en Hidalgo

Los panes más populares son las moriscas de harina, canela, huevo y pulque. En Xochicoatlán se hornean los "bodoques", un pan que se regala a las personas que asistían al novenario.

En la región huasteca se produce el pan conocido como "peluca", pan que solía repartirse en los velorios y puesto en las ofrendas de muertos. Este pan está hecho de harina de trigo en hornos calabaceros, es similar a los pambazos y tiene una bolita que se asemeja a los chongos que se hacían en las pelucas antiguas.

Los panaderos de la región de Tula hornean gorditas de maíz amasado con arena de hormiguero, roscas, corazones con azúcar blanca y rosa, "cuelgas" de diferentes tamaños, cruces de colores, cocolitos, borregos y tortugas.

En Huejutla se hacen las frutas de horno, cocolitos, rosquillas aplanadas, muñecas, angelitos y caballos.

En el Mezquital el pan de muerto más tradicional es en forma de cuerpo humano o de cabeza de humano y pezuñas de animal. También se hornean las llamadas "cajitas", panes que asemejan féretros y la "rosca de la vida", la cual se adorna con huesos.

variedad.jpg
Foto: Tomada de www.gob.mx

Pan de muerto en Michoacán 

En esta región el “pan de ofrenda” se elabora con harina de trigo, levadura de soya, azúcar y sal y toma la forma de vírgenes, conejos, burros, campesinos, sombreros y campesinas. También se elaboran panes en forma de flores y calaveras pintadas con los nombres de los difuntos y de los vivos, con refranes y sentencias.

"El Pan de hule" es similar al pan de ofrenda y lleva una dedicatoria al esposo, al novio, o la suegra.

Los panaderos también elaboran un pan llamado rosqueta que está hecho con hojas de plátano, anís y piloncillo.

Las "corundas" son un pan indígena que está hecho con masa de maíz y un punto de salsa de tomate con chile de árbol, está envuelto con hojas de milpa verde, lo cual le da un color y sabor especial.

También se elabora un pan llamado "La rodilla de Cristo", que se decora con azúcar rosa para representar las herias de Jesús.

En Maravatío, se elaboran distintos tipos como el pan antropomorfo, mitomorfo, fitomorfo y zoomorfo.

Pan de muerto de Morelos

Durante esta época del año se elaboran panes antropomorfos, los cuales son sumamente adornados.

variedades_pan.jpg
Foto: Foto de archivo

Pan de muerto en Oaxaca 

En esta región existe una amplia variedad de pan de muerto, una de estas es el pan conocido como "regañadas", panes de masa hojaldrada y que representan las "animas" de personas o animales. El tradicional pan de yema también está presente en las ofrendas.

En Tlacolula se hornean panes en forma de conejo, payaso, pan de cazuela y pan de pulque.

Pan de muerto en Puebla

Durante esta temporada se elaboran los "golletes", roscas adornadas con colores y también el "sequillo", que es un mamón seco de color amarillo.

gm/lae

Comentarios