El Hotel del Prado

Metrópoli 11/06/2017 00:00 Redacción Ciudad de México Actualizada 06:01
Guardando favorito...

La Ciudad en el Tiempo nos lleva a un recorrido gráfico por el imponente Hotel del Prado, uno de los lugares más famosos y de interés de la capital mexicana del siglo pasado

Unos huéspedes disfrutan del sol en el amplio jardín ubicado a un costado de la alberca del Hotel del Prado en los años cincuenta. Arriba se encuentran la avenida Juárez y la Alameda Central. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...

Una toma realizada desde la esquina de la Alameda Central y Dr. Mora en la que se aprecia el cine Trans-Lux Prado, ubicado en la planta baja del Hotel del Prado. A la derecha se alcanza a ver el Edificio Aztlán, que colapsó durante los sismos de 1985, que también afectaron estructuralmente al Hotel del Prado. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...

La toma, realizada desde la Alameda Central, nos permite observar que el imponente Hotel del Prado ocupaba toda la acera -de esquina a esquina- de las calles de Revillagigedo a la de Azueta, sobre la avenida Juárez. Hoy este espacio lo ocupa un hotel de la cadena Hilton. Imagen: Col. Villasana - Torres

Redacción

Guardando favorito...

Una toma del Salón de los Candiles y el famoso mural "Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central", obra de Diego Rivera, en el Hotel del Prado. Tras los sismos de 1985, y ante la necesidad de demoler el hotel, el mural fue retirado y se construyó una pasarela provisional para sacarlo del edificio. Hoy se puede admirar en el Museo Mural Diego Rivera. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...

Un remanso de tranquilidad para los visitantes y turistas ofrecía el roof garden del Hotel de Prado en esta postal de inicios de los años cincuenta. Del lado derecho se alcanza a ver las copas de los árboles que sobresalen de la cercana Alameda Central. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...

Anuncio publicitario para el mercado internacional del Hotel del Prado en los años ochenta. Las imágenes que ilustran la publicidad incluyen el famoso mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, además del famoso solario junto a la alberca. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...

Una postal de los años cincuenta en la que se aprecia uno de los elegantes comedores privados para familias, ejecutivos y grupos de turistas que buscaran privacidad durante su estadía en el Hotel del Prado. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...

A pesar de que ya habían transcurrido ocho años desde los terremotos que sacudieron a la Ciudad de México en septiembre de 1985, aún quedaban vestigios del famoso Hotel del Prado en septiembre de 1993. Foto: Archivo El Universal

Redacción

Guardando favorito...

Las páginas de EL UNIVERSAL informaban frecuentemente sobre el avance de las obras de remoción de escombros y demoliciones de edificios dañados durante los sismos del 19 y 20 de septiembre de 1985. En este caso, la fotografía muestra los daños estructurales que sufrió el Hotel del Prado y los trabajos para su posterior demolición. La imagen fue captada en 1986. Foto: Archivo/El Universal

Redacción

Guardando favorito...

El imponente edificio, ubicado sobre la avenida Juárez, tenía una vista privilegiada a la Alameda Central, factor que atraía la atención inmediata de los visitantes.

A mediados de 1947 abre sus puertas el Hotel del Prado, uno de los lugares más famosos y de interés de la capital mexicana del siglo pasado.

La construcción de esta obra, considerada fundamental dentro de la arquitectura contemporánea mexicana, estuvo a cargo del arquitecto Carlos Obregón Santacilia.

El imponente edificio, ubicado sobre la céntrica avenida Juárez, entre las calles de Revillagigedo y Azueta, tenía una vista privilegiada a la Alameda Central, lo que atrajo la atención inmediata de los visitantes.

Además del las lujosas instalaciones, el cine, la alberca exterior y los diversos establecimientos comerciales que ahí se encontraban, el Salón de los Candiles contaba con el célebre mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central", pintado por Diego Rivera.

Tras varias décadas de esplendor, el Hotel del Prado resultó seriamente afectado por los sismos del 19 y 20 de septiembre de 1985.  A pesar de los daños en la estructura, hubo tiempo suficiente para rescatar el famoso mural y trasladarlo a poca distancia de ahí, -al lugar en donde antes estuvo el estacionamiento del Hotel Regis- y que hoy ocupa el Museo Mural Diego Rivera. 

Temas Relacionados
La Ciudad en el Tiempo
Guardando favorito...