El fracaso del sistema penitenciario "ideal"

Cultura 21/07/2017 00:00 Actualizada 00:01
Guardando favorito...

Dicha reforma buscaba subsanar el hacinamiento, malas condiciones de vida y demás problemas de las cárceles de la época. Fue impulsada por los intelectuales Manuel Payno y José María Luis Mora. FOTO: Nadya Murillo/EL UNIVERSAL.

Guardando favorito...

El modelo consistió en construir un edificio cuyo estilo arquitectónico permitiera la vigilancia de los presos en todo momento y un esquema penitenciario que buscaba la readaptación del delincuente. FOTO: Cortesía Archivo General de la Nación.

Guardando favorito...

Así, "el preso se sentía vigilado todo el tiempo y esto originaba que cuando saliera a las calles de nueva cuenta, tuvieran miedo de volver a delinquir porque sentía que los estaban observando", refiere Alejandro de Ávila, coordinador del departamento de Servicios Educativos del AGN. FOTO: Nadya Murillo/EL UNIVERSAL.

Guardando favorito...

De acuerdo a Padilla Arroyo, en cien años han sido cuatro los momentos en que el Sistema Penitenciario Mexicano ha intentado reinventarse para fundar cárceles o modelos penitenciarios que tratan de resolver los problemas. FOTO: Cortesía del AGN.

Guardando favorito...

El primero es Lecumberri, que inicia el modelo de regeneración y readaptación social; después vino la construcción de Santa Martha Acatitla (1957-1958), que supuestamente mejoraría todo y que había modificado la idea de cómo debía ser la reinserción del preso. FOTO: Cortesía del AGN.

Guardando favorito...

Posteriormente, viene la creación de los Ceresos, con una idea arquitectónica que tiene que ver con un proceso progresivo de reeducación y su reinserción social. La última fase fue la creación de espacios para presos de alta peligrosidad que, "como hemos visto, tienen fallas", señaló Padilla Arroyo. FOTO: Cortesía del AGN.

Guardando favorito...

Entonces, ¿qué ha fallado en estos modelos penitenciarios? "Estoy convencido de que las cárceles, las prisiones, son una reproducción en miniatura de los problemas sociales y políticos de una sociedad. Mientras no haya una mejora en las condiciones del país en general, las cárceles van a ser un reflejo de la criminalidad", concluyó el historiador. FOTO: Cortesía del AGN.

Guardando favorito...
Guardando favorito...