Urgen a cerrar filas en combate a la violencia contra mujeres

"Es urgente que entre todos hagamos el trabajo, porque se trata de un tema que tienen que hacerse con muchos", dijo el gobernador Héctor Astudillo
Urgen a cerrar filas en combate a la violencia contra mujeres
El gobernador Héctor Astudillo destacó que todos los niveles de gobierno deben trabajar para erradicar las agresiones contra mujeres. (FOTO: Especial)
21/02/2018
04:51
Redacción
Chilpancingo
-A +A

El gobernador Héctor Astudillo Flores exhortó a los presidentes municipales guerrerenses a sumarse en las acciones emprendidas para combatir la violencia contra las mujeres, destacó que fuera de “manera decidida” para disminuir las agresiones contra dicho sector.
 

“Es urgente que entre todos hagamos el trabajo, porque se trata de un tema que tienen que hacerse con muchos, pues no sólo se debe concretar a la participación entre los gobiernos federal y estatal, sino también les corresponde a los municipios”, consideró.
 

Además, el mandatario mencionó que el origen de la violencia hacia las mujeres “no es un asunto exclusivo de la delincuencia, pues en éste influyen factores de carácter cultural”. Por ello es indispensable que “cada quien, desde el ámbito de sus facultades, haga la parte que le corresponde en este tema que es urgente atender”.
 

En la Vigésima Primera Sesión Extraordinaria del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, a la que asistieron, entre otros la presidenta del DIF, Mercedes Calco, así como diversos servidores públicos y los alcaldes, el mandatario guerrerense reiteró su compromiso y voluntad políticas, pero sobre todo su decisión de disminuir las agresiones que atenten contra la dignidad y los derechos de las mujeres.
 

A su vez, Ángela Quiroga Quiroga, comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres de la Secretaría de Gobernación, aseguró que las reuniones permiten enviar un mensaje a la sociedad de que se atiende un problema social como lo son las agresiones contra las mujeres.
 

La ciudadanía debe saber también que los servidores públicos de los diversos niveles de gobierno —federal, estatal y municipal— tienen el compromiso de promover el respeto a la dignidad de las mujeres.
 

La violencia de género debe verse como un problema de salud y seguridad pública. “Si nosotros tenemos la habilidad y capacidad de atender el problema de la violencia de género en toda su magnitud, socio cultural, de salud pública y de seguridad, vamos a resolver otros problemas colaterales”, agregó.
 

Y precisó: “Debemos poner a la violencia como un tema central de nuestras distintas carteras de trabajo, como un problema estratégico de desarrollo económico, social y de seguridad pública”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS