08 | JUL | 2020

Con estrictas normas sanitarias: así se reactiva minería en Oaxaca, bajo la "nueva normalidad"

07/06/2020
|
02:23
|
Juan Carlos Zavala
La actividad minera es una de las más importantes del estado, la tercera en el sector económico, después del turismo y las remesas. Foto: Especial

Con estrictas normas sanitarias: así se reactiva minería en Oaxaca, bajo la "nueva normalidad"

07/06/2020
02:23
Juan Carlos Zavala
-A +A
Para reanudar sus actividades, la Compañía Minera Cuzcatlán, ubicada en los Valles Centrales, implementó estrictas medidas de seguridad

San José del Progreso, Oaxaca.- La Compañía Minera Cuzcatlán, filial de la empresa canadiense Fortuna Silver Mines, reinició sus operaciones con estrictas medidas de seguridad y protocolos para evitar la propagación del coronavirus, tras más de un mes en paro por el acuerdo emitido por autoridades sanitarias.

Ubicada en San José del Progreso, un municipio zapoteca en el corazón de los Valles Centrales, la mina Cuzcatlán es la séptima con mayor producción de plata en el mundo.

Retomó operaciones el pasado 1 de junio, luego de que la minería fuera considerada una de las nuevas actividades esenciales por los gobiernos de México y Oaxaca. Aquí se extrae plata con fragmentos de oro; actividad que impacta a la región.

Para reabrir, la mina tuvo que presentar 15 manuales con cientos de páginas, en los que se estipula a detalle cada una de las medidas sanitarias que deben seguirse en el interior de las instalaciones, mismas que deben ser observadas en todo momento por el personal.

oaxaca-mina.jpeg
Foto: Edwin Hernández/ELUNIVERSAL
 

De acuerdo con Juan Pablo Guzmán, secretario de Economía de Oaxaca, estos manuales y protocolos sanitarios fueron autorizados directamente por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para garantizar que, al retomar actividades, la mina no se convierta en un foco de infección de la pandemia, algo fundamental dado que la región de los Valles Centrales ha sido catalogada como el epicentro de la pandemia en Oaxaca.

La necesidad de que esta mina regrese a operaciones es vital para un estado con poca industria, en el que la minería ocupa el tercer lugar como principal actividad económica, después del turismo.

mina_3_113987705.jpg
El centro de salud comunitario también se benefició con la donación de medicamentos.
 

Las nuevas medidas

Para garantizar el retorno seguro a las labores, la empresa minera debió cumplir los 78 lineamientos que establece el IMSS, con los que se protege al personal y se busca evitar la propagación del Covid-19.

Para eso, implantó una serie de medidas entre las que se encuentran la instalación de un filtro sanitario en el ingreso, tapetes sanitizantes, revisión de la temperatura y evaluaciones médicas al personal; además, se sanitizaron diferentes áreas y se estableció como norma la sana distancia.

También se colocaron acrílicos para aislar a las personas en el área de comedores, vestidores y otras zonas donde se expenden alimentos. Además, todo el personal cuenta con equipo de protección individual que consta de zapatos industriales, chaleco con cintas reflejantes, casco, guantes, lentes de seguridad y el uso obligatorio de tapabocas.

Cada empleado es sometido a un filtro especial en la entrada y posteriormente pasa por una consulta médica de 15 minutos. En todo momento debe portar equipo de seguridad y protección, y no pueden estar a menos de un metro y medio de distancia unos de otros, ni en los comedores ni en ninguna otra área común.

Las medidas contenidas en los manuales aprobados por el IMSS también incluyen lineamientos a seguir para la comunidad, pues desde que comenzó la epidemia, en la entrada de este pueblo zapoteca se instaló un primer retén para poder entrar a la mina.

mina_6_113987732.jpg
Se realizaron campañas de información casa por casa y se entregaron kits de limpieza.
 

“Nosotros hemos ido más allá”, aseguró la subdirectora de Sustentabilidad de la Compañía Minera Cuzcatlán, Cristina Rodríguez, “hacemos pruebas serológicas a todo nuestro personal y contratistas que están aquí permanentemente. Las pruebas para control interno se realizan a personal asintomático. Esas pruebas trabajan sobre la inmunoglobulina, que es lo que generamos cuando tenemos la presencia del virus.

“Las pruebas no detectan como tal el virus. Son unas pruebas para control interno que nos dan un poco más de información acerca de los riesgos. Tú puedes detectar a una persona asintomática si es portadora del virus; posteriormente se confirma con las pruebas que realiza el gobierno”, explicó.

Se desarrolló un protocolo, añadió, que indica qué hacer en caso de que una persona sea identificada como sospechosa de tener Covid-19, cómo proceder al aislamiento y hasta la reincorporación de la persona.

mineros.jpeg
Foto: Edwin Hernández

La importancia

Cristina Rodríguez explicó que cuando se decretó la emergencia sanitaria, a mediados de marzo pasado, las autoridades publicaron un listado de empresas con actividades esenciales y dentro de las cuales no estuvo considerada la minería.

El mismo decreto, sin embargo, establecía que podrían realizar actividades mínimas esenciales o de mantenimiento en sus instalaciones, por lo que durante la emergencia sanitaria la minera estableció un plan de mantenimiento con el cual se pudieran evitar accidentes y permitir un futuro reinicio de operaciones sin obstáculos.

Indicó que durante este tiempo, la empresa implementó un fondo emergente para “darle soporte” a las comunidades afectadas por el paro en sus actividades, principalmente porque 70% de su plantilla laboral es originaria de Oaxaca, incluyendo a sus contratistas directos.

Detalló que, a través del fondo de emergencia, se realizaron campañas de información casa por casa sobre el Covid-19 y se entregaron kits de limpieza a más de 3 mil familias de San José del Progreso, sus agencias y municipios aledaños. También entregaron medicamentos a centros de salud y donaron 1.3 millones de pesos al gobierno de Oaxaca para la adquisición de un sistema de ventilación para unidades de cuidados intensivos en los llamados Hospitales Covid.

mina_5_113987699.jpg
En el interior se debe respetar la sana distancia y en todo momento se supervisará que se cumplan los protocolos.
 

Cristina Rodríguez afirmó que es complicado medir el impacto económico del cierre temporal de sus actividades por la cantidad de personas, empresas y contratistas que participan de su empresa, ya sea de manera directa en la prestación de servicios, o indirecta. Destacó que la minería es la tercera industria más importante en Oaxaca, por debajo del turismo.

“La industria minera también representa 2.3% del Producto Interno Bruto [PIB] nacional y 8.7% del PIB del sector industria. Entonces, genera un gran impacto porque las unidades mineras se encuentran localizadas en sitios donde de otra manera no puede llegar esta derrama o estos apoyos a las comunidades”.

La ”nueva normalidad”

Cristina Rodríguez manifestó que la “nueva normalidad” es la necesidad que tienen todos de salir a trabajar y generar un ingreso para mantener a la familia. Ésta, dijo, se inició agregando a la minería, la automotriz y la construcción como industrias esenciales, pero gradualmente tendrá que abarcar a todos los sectores de la sociedad y la economía.

“Todos necesitamos volver, pero vamos a volver diferente, lo tenemos que hacer cuidando nuestra distancia, nuestra salud. Esa es la ‘nueva normalidad’: tener las oportunidades sin poner en riesgo nuestra salud y eso es un principio fundamental de los individuos.

“Como industria minera somos la punta de flecha sobre cuáles serán las medidas y protocolos de salud para que la gente las pueda ir replicando en las casas, en el transporte y en todos los lugares donde estamos, y promover el cuidado de la salud”, finalizó.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios