Rescatan a 24 centroamericanos en Guanajuato

Los centroamericanos comentaron que parientes de ellos habían enviado el pago del rescate o realizado depósitos, pero aún así seguían encerrados en una casa de portones en color blanco

Elementos de la Guardia Nacional y de la Policía Municipal rodearon el inmueble de la calle Arrayanes
Foto: Especial
Estados 06/07/2019 08:51 Xóchitl Álvarez / Corresponsal Guanajuato Actualizada 09:42
Guardando favorito...

Celaya, Gto.- Al menos 24 personas de origen centroamericano fueron liberadas este viernes de una casa ubicada en la colonia Prados del Naranjal de esta ciudad, en la que estuvieron secuestradas de 15 a 20 días.

Elementos de la Guardia Nacional y de la Policía Municipal rodearon el inmueble de la calle Arrayanes, que había sido reportado al servicio 911 como una “casa de seguridad” en donde personas estaban privadas de la libertad.

Al entrar a la vivienda 121 de la calle Arrayanes encontraron a 24 migrantes: 10 hombres, 5 mujeres, 3 niñas y 6 niños que con la ayuda de los oficiales salieron del sitio, y abordaron una camioneta panel color blanco en la que fueron trasladados a la delegación norte de la Policía.

Las personas estaban en varios espacios en el interior de la “casa de seguridad” de dos plantas, que en su exterior tiene dos puertas en el primer nivel y dos ventanas en la parte superior.

Los presuntos secuestradores se dieron a  la fuga al percatarse del despliegue de Seguridad, en tanto que varias patrullas de la GN así como de  Seguridad Ciudadana y elementos en motocicleta se colocaron en puntos estratégicos en la calle sin pavimentar.

El secretario de Seguridad Ciudadana, Juan José González González, señaló que las personas privadas de su libertad comentaron que estaban en ese sitio en contra de su voluntad, “a todos ellos se les está brindando alimentación y se les proporciona atención médica para valorar su estado de salud”.

En entrevista, los migrantes, varios de ellos de nacionalidad hondureña, señalaron que tenían tres semanas privados de su libertad por personas que habían pedido dinero a sus familiares, que  se encuentran en sus países, a cambio de su liberación.

Los centroamericanos comentaron que parientes de ellos habían enviado el pago del rescate o realizado depósitos, pero aún así seguían encerrados en una casa de portones en color blanco.

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal acudieron el lugar para el comienzo de las indagatorias.
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios