“Habemus demande”; Andra Milla alista demanda por piñata de “compañere”

Estados 02/09/2021 19:33 Sandra Tovar Actualizada 22:23
Guardando favorito...

Dalton Ramírez, dueño de la Piñatería Ramírez, respondió en su pagina oficial en tono de burla que pedirá apoyo si lo trasladan a Almoloya

Reynosa.- Andra Milla, quien se volviera viral por pedir durante una clase que la llamaran "compañere", vuelve a ser tendencia al amenazar por medio de redes sociales a la Piñatería Ramírez de esta frontera con demandarlos por crear una figura con su imagen.
 

"Desgraciades" posteó primero la joven sobre la imagen de la piñata vestida en color rosa y con carteles que dicen: "No soy tu compañera, soy tu compañere". Este post cuenta con apenas 127 comentarios y fue 12 veces compartido.

Sin embargo, Andra subió un nuevo mensaje que reza: "Esperen mi demede" lo que provocó que en Facebook le cuestionaran su mala ortografía y que tratara de interponer una demanda contra la piñatería por usar una frase que no tiene registro de autor.

Este mensaje cuenta con 572 comentarios, más de mil reacciones y fue compartido 21 veces.

Ante esto, Dalton Ramírez, dueño de la Piñatería Ramírez, respondió en su pagina oficial en tono de burla que pedirá apoyo si lo trasladan a Almoloya. Este post cuenta con poco más de 5 mil 900 reacciones, 868 comentarios y fue compartido 244 veces.

 
 

Joven denuncia amenazas

El pasado 24 de agosto se viralizó un video en el que una persona que se autodefine como no binaria se molesta en una clase virtual porque la llamaron “compañera” y no “compañere”.

"No soy tu compañera, soy tu compañere", exclama la persona, quien en su descripción dice (elle/él) y posteriormente llora con desesperación. Su compañero, quien hablaba sobre el paso del huracán Grace en Veracruz le pide una disculpa y sigue con su tema.
 

Andra Milla, como se hace llamar la joven estudiante de 19 años en sus redes sociales, relató en su cuenta de TikTok que “recibí muchos comentarios de acoso y cosas bastante feas”.

“A mí como que no me importa lo que digan de mí o lo que piensen, pero hay personitas a las que sí, ‘compañeres’ de la comunidad LGBTQ+ a los que sí les afectó”, añadió.

La joven resaltó que todo lo que ha sufrido entra en la categoría de ‘missgendering’, una discriminación en la que los demás la tratan con un género que no es el suyo.

Lee también: ¿Por qué algunas feministas no están de acuerdo con el lenguaje inclusivo?

afcl/rcr

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios