Fotógrafo de EL UNIVERSAL gana premio por trabajo contra la discriminación

Salvador Cisneros es un joven fotógrafo colaborador de El Universal, de 27 años de edad, avecindado en La Montaña de Guerrero

TRabajo de los "súper sexys" de fotógrafo de EL UNIVERSAL gana premio
LOS SÚPER SEXYS retratan la historia de un grupo de jóvenes homosexuales de Xochistlahuaca
Estados 31/08/2018 16:09 Redacción Actualizada 16:09

El Premio Rostros de la Discriminación “Gilberto Rincón Gallardo” 2018  distinguió a Salvador Cisneros Silva como ganador del segundo lugar en la categoría de Fotografía, por su trabajo en la serie “Súper sexys imponen respeto a la diversidad en Guerrero”, publicada por El Universal el 13 de agosto de 2017.

super_sexy1.jpg

En un carta, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Instituto Nacional Electoral (INE) la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH), El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), la Universidad Autónoma de Tlaxcala, la Cátedra UNESCO “Igualdad y No Discriminación” de la Universidad de Guadalajara (UdeG), la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF),  el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la CDMX (Copred) y la Fundación “Gilberto Rincón Gallardo” felicitan a Cisneros y lo citan en la Ciudad de México para el próximo 17 de septiembre.

Salvador Cisneros es un joven fotógrafo colaborador de El Universal, de 27 años de edad, avecindado en La Montaña de Guerrero, en el municipio de Alpoyeca, “de padre mestizo y madre indígena”, destaca orgulloso; se ha caracterizado por dar seguimiento a las condiciones en que viven los indígenas en su región.

super_sexy2.jpg

En “Súper sexys imponen respeto a la diversidad en Guerrero”, Cisneros, en mancuerna con Arturo de Dios, como reportero, retratan  la historia de un grupo de jóvenes homosexuales de Xochistlahuaca, en la región de la costa chica,   quienes no están dispuestos  a vivir aislados y ser discriminados, y para lograr su espacio y el respeto de su comunidad juegan en un equipo de baloncesto que se llama así: Las súper sexys, además de laborar en el telar de cintura.

Con su lente ha documentado la labor de los niños en el sembrado de la Amapola; las precaria situación de sus escuelas ; o los rituales para lograr que lleguen las lluvias. A los niños incluso les enseña fotografía.

super_sexy3.jpg

Otros trabajos del autor:

Cautivos en las montañas: así viven los niños de la sierra de Guerrero

Campesinos de Ahuejutla llevan ofrenda ante falta de lluvias

cg

Comentarios