Suscríbete

Válido cambiar Benito Juárez por Cancún

“Cancún” se llamaba la isla originalmente, afirma el cronista Fernandi Martí Botello; hacer la modificación requiere soporte documental y cambiar la Constitución, indica

Martí Brito aclaró que la idea de bautizar como Benito Juárez al municipio provino de David Gustavo Gutiérrez Ruiz, último gobernador del “territorio de Quintana Roo”, que el 8 de octubre de 1974 se elevó a categoría de estado. (CORTESÍA)
Martí Brito aclaró que la idea de bautizar como Benito Juárez al municipio provino de David Gustavo Gutiérrez Ruiz, último gobernador del “territorio de Quintana Roo”, que el 8 de octubre de 1974 se elevó a categoría de estado. (CORTESÍA)
Estados 06/10/2018 04:18 Adriana Varillas / corresponsal Actualizada 08:26

[email protected]

Cancún.—El cronista de Cancún, Fernando Martí Brito, indicó que existe sustento histórico para modificar el nombre del municipio de Benito Juárez, como lo ha propuesto la alcaldesa Mara Lezama Espinosa, ya que “Cancún” era el nombre original de la isla, antes de que se decidiera desarrollar aquí el primer Centro Integralmente Planeado (CIP) del país.

El periodista —autor del libro Fantasía de banqueros, que narra el diseño del destino turístico y su ciudad— fue el primero en proponer la modificación del nombre.

Años después, el entonces edil, Gregorio Sánchez (2008-2011), retomó la iniciativa sin éxito. En este año, durante las campañas políticas, su esposa Niurka Sáliva, quien contendía por la presidencia municipal, rescató la idea, que fue criticada por su Isaac Janix y apoyada por Mara Lezama, sus contendientes.

El domingo pasado, al rendir protesta como alcaldesa, Lezama anunció que promovería la sustitución del nombre del municipio para aprovechar la fuerza de la “marca” Cancún y eliminar la percepción de división entre la ciudad y el centro turístico.

El tema ha provocado intensas reacciones, que van desde las críticas de la oposición —incluso de Morena, que postuló a la comunicadora como candidata— hasta las manifestaciones de apoyo y burlas en redes sociales.

Ante ello, Lezama Espinosa ha declarado que se diseña la estructura de una consulta pública para que sea la ciudadanía la que decida.

Historia que respalda. En entrevista con EL UNIVERSAL, Fernando Martí dijo que “Cancún” no sólo es una marca, sino el nombre original de la isla que, aseguró, aparece en mapas desde 1749 y en el Ensayo político sobre la Nueva España, escrito por el Barón Alexander Humboldt, en 1836.

En efecto, la referencia aparece en la página 75 del cuarto tomo del extenso escrito, consultado por este diario, en donde se lee: “Este año ha habido tres naufragios en la isla de Cancún y el bajío del Alacrán”.

“Yo no estoy a favor ni en contra, lo que digo es que sí hay fundamentos históricos para impulsar la modificación. Creo que lo mejor será hacer una consulta”, expuso Martí.

El cronista aclaró que la idea de bautizar como Benito Juárez al municipio provino de David Gustavo Gutiérrez Ruiz, último gobernador de lo que fue el “territorio de Quintana Roo”, que el 8 de octubre de 1974 se elevó a categoría de estado.

“Cuando nació Cancún se le acusó de ser un proyecto extranjerizante. Entonces cuando se convoca al Congreso Constituyente, cuyo líder era Pedro Joaquín Coldwell —actual secretario de Energía— se decide ponerle a cinco de los siete municipios el nombre de próceres de la historia, uno de ellos fue Benito Juárez”, explicó.

El también escritor consideró que la sustitución del nombre del municipio requiere de un correcto soporte documental, “pero no decir que es para aprovechar o mejorar la marca; eso no suena bonito. Creo que lo que ha pasado es que falta darle seriedad a la propuesta, porque de lo contrario parece una frivolidad”.

Agregó que tampoco es un procedimiento sencillo, porque de entrada implica modificar la Constitución. Según declaraciones de Lezama Espinosa, existe ya una solicitud en la actual Legislatura.

Dicen que no. En contraste, entrevistada por separado, Tiziana Roma, pionera y divulgadora de la historia de la ciudad, reiteró su rechazo a la modificación del nombre del ayuntamiento, tal como ocurrió durante el mandato de Greg Sánchez.

“Me parece muy ocioso volver a lo mismo. Hay que entender que una cosa es el municipio de Benito Juárez y otra cosa es la cabecera, Cancún. Que porque uno sea el nombre político y otro una marca, no es tema”, señaló.

“Tampoco lo es el argumento de que si nos llamamos cancunenses, por qué no ponerle al municipio el nombre de Cancún. Yo soy cancunense y vivo dentro un municipio que abarca otras localidades, o sea, dentro del municipio hay algo más que Cancún”, señaló.

Roma subrayó que no entiende cuál es la idea de “desaparecer” o de “prescindir” de Benito Juárez, que define al municipio como un territorio laico. En cuanto a la ciudad, destacó que la traza urbana de su zona fundacional está inspirada en las Leyes de Reforma, que establecen la separación Iglesia-Estado.

“Me parece muy triste que habiendo tantos problemas en la ciudad, el discurso de apertura de la presidenta municipal haya sido cambiarle el nombre al municipio. ¿A quién le urge? ¿Quién lo necesita? Es una banalidad”, sostuvo.

Comentarios