Se encuentra usted aquí

Trupus rescata la cultura maya

El montaje mezcla títeres, payasos y música con leyendas y mitos mexicanos entre ofrendas y danza
La obra se presentará en el Teatro Rafael Solana en la fecha de Día de Muertos. LA TROUPPE
29/10/2018
01:58
Berenice Quiroz
-A +A

[email protected]

Para promover el interés de los niños por la cultura maya, la compañía de teatro La Trouppe presenta Trupus calacus, producción de temática ancestral y de Día de Muertos justo en los días de esta celebración mexicana, 1 y 2 de noviembre, en el Teatro Rafael Solana.

“Sigamos manifestando nuestras tradiciones, es ver con lupa el Día de Muertos pero con sus claras diferencias porque no es lo mismo lo que hacemos ahora a cómo lo vivían los mayas. Queremos llamar la atención de todas las generaciones para que se acerquen a estas manifestaciones de nuestras culturas ancestrales porque de ahí viene que los mexicanos festejemos la muerte”, comentó en entrevista con EL UNIVERSAL, Mauro Mendoza, director de La Trouppe.

La historia de Trupus calacus cuenta la aventura que emprenden los payasos Trupo y Canica a Tepoztlán para encontrar al gran chamán Pero Perol y pedirle ayuda para encontrar a sus compañeras Lady Lucas y Noni Pelusas, quienes desaparecieron en una experiencia paranormal y debido a un hechizo de transportación cruzaron los nueve niveles del inframundo maya para ser reunidas con sus abuelitas, las cuales les piden que siempre honren su memoria con una ofrenda. Trupo y Canica serán guiados a la puerta del inframundo maya por La llorona y tendrán que superar los peligros de las cinco casas del Xibalbá.

Este montaje mezcla la fantasía de los títeres, los payasos y la música con leyendas y mitos mexicanos entre altares, ofrendas, danza y buen humor. Además, el decorado cuenta con más de 2 mil diseños y diferentes escenarios que estarán cambiando a lo largo de la presentación.

“La producción llevó una investigación de más de año y medio y se podrán ver más de 20 títeres en escena”, apuntó.

Respecto al panorama actual del teatro infantil en México, Mendoza comentó que ahora hay más conciencia en hacer estos proyectos, que incluso hacerlos tiene mayor complejidad que los dirigidos para el público adulto.

“Realmente lo que se hace es teatro familiar porque desgraciadamente ahora con tanta tecnología la familia se separa mucho, al parecer están juntos pero cada quien está aislado en algún aparato. Por más que avance la tecnología, todavía no hay nada igual a la experiencia de ver un espectáculo en vivo y estar frente a los artistas, eso es inolvidable para cualquier espectador”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS