Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina bromean en el Auditorio Nacional
28 | MAR | 2020
Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina juntos en concierto en el Auditorio Nacional
Foto: EFE

Serrat y Sabina intercambian bromas, música y poesía en el Auditorio

30/11/2019
07:57
César Huerta
-A +A
"No hay dos sin tres" conquista a su público mexicano

¿Por qué estar en México?, Joan Manuel Serrat bromea frente a un Auditorio Nacional que mostraba algunas butacas vacías. “¡Si le dieron asilo a Evo (Morales) a nosotros también!”.

Joaquín Sabina está a un lado y en el ánimo de ser sincero, dice también travieso: “¡Nos gusta la platita y cuando trabajamos juntos, trabajamos la mitad y cobramos igual!”.

Ambos aparecen sobre el escenario con un saco floreado, pero lo demás refleja su personalidad.

Serrat, el de “Cantares”, luce pantalón y zapatos de vestir formales, mientras Sabina, el de “19 días y 500 noches”, porta un entallado y calzado con vivos en rojo.

Y de pronto, "No hay dos sin tres", comienzan a cantar lo que llaman uno de sus primeros éxitos.

“Tengo manita, no tengo manita, porque la tengo desconchabadita”, se oye y recibe por parte del público un aplauso y risas.

“Esta noche contigo”, se convierte en la primera canción forma de la velada, en la que se irán turnando presencia frente al micrófono y, en varias ocasiones, como con “El pirata cojo”, donde se visten de corsarios, estarán juntos.

Pero las bromas entre ellos no pararán

“La verdad es que Joaquín es un hombre infeliz, están haciéndole una serie, pero no sé qué van a poner de contenido porque lo divertido es la leyenda”, exclama Joan Manuel.

joaquin_sabina_joan_manuel_serrat_auditorio_nacional_2019_0.jpg
Foto: Cesar Huerta/EL UNIVERSAL 

“Y está seguro que Netflix es una marca de toallitas desechables”, agrega.

Sabina, siempre coronado por su sombrero, seguirá el juego.

“No voy a contestar lo que dijo, porque en  casa me dieron una buenísima educación en la que me decían que hay que darle la razón a las personas mayores y él va notando que la juventud, venimos empujando”, revira.

“Nanas de la cebolla”, “Peces de la ciudad”, “Mediterráneo”, “Princesa” y “Un mundo raro”, esta última de su compositor mexicano admirado, José Alfredo Jiménez, fueron parte del repertorio de un show que estuvo cerca de las tres horas.

Y si en algún momento, alguna voz femenina gritaba que se casaran con ella, Sabina respondía.

“¡Viva México, cabrones!”.

No hay dos sin tres tendrá hoy si segunda fecha en el Auditorio, a donde volverán el 9 y 10 de diciembre.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios